Acapulco, Guerrero.- Músicos de Acapulco salieron a las principales calles de esta ciudad en busca de una moneda, porque desde el inicio de la contingencia sanitaria dejaron de tener trabajo y no tienen ningún otro apoyo para sustentarse.

Carlos Alberto Morales Gómez es un joven músico de 30 años, integrante del grupo "Acapulquito Reggae" donde toca la trompeta. Dice que la pandemia silenció la música, y desde el inicio de la contingencia sanitaria se quedaron sin sustento económico.

Morales Gómez tuvo que emigrar a otro estado para poder sobrevivir junto con sus padres,  hermanos  y demás familiares por la falta de trabajo y algún otro tipo de apoyo.

"Tú sabes dónde come uno, comen dos, tres o hasta cuatro, para poder sobrevivir a esta contingencia sanitaria nos tuvimos que ir junto con mi familia a pasar algunos meses con otros familiares donde pudiéramos comer. Gracias a Dios nos tendieron la mano", expresó.

Los primeros días dice que pudieron comer gracias a los apoyos alimentarios que dio la sociedad civil, a quienes les agradeció su buena voluntad de dar a quienes más lo necesitan.

Sin embargo, cuenta que muchos de sus compañeros, de los más de 25 grupos que integran la Asociación de Músicos de Acapulco, entre ellos: "Cuatetes Sound", "Los Guerreros de Acapulco" y "Acapulquito Reggae", tuvieron que abandonar el oficio y dedicarse a trabajar en otras cosas, algunos a vender productos artesanales, otros a ser empleados para poder sobrevivir la contingencia sanitaria.

En la actualidad Alberto Morales es el único sustento de su hogar. Anteriormente dice que ganaba en un solo día, tocando en los semáforos, 700 pesos; mientras que hoy solo gana 300, si es que le va bien, pero tiene que trabajar todo el día hasta que el sol se va.

Este día, junto con sus compañeros y amigos, decidieron salir a las calles del Puerto de Acapulco a conseguir una moneda para subsistir porque a pesar de haberse reanudado las labores, aún continúan sin trabajo y sin percibir un sueldo.

Desde las tres de la tarde, unos 10 jóvenes se organizaron para tocar algunas melodías en los semáforos de la avenida Costera, luego se cambiaron a la glorieta de La Diana, para finalizar en la avenida Cuauhtémoc.

Texto realizado con el apoyo de: https://newsinitiative.withgoogle.com/journalism-emergency-relief-fund