#Orbis

“El Estado Islámico dejó solo escombros en mi pueblo”

Los yihadistas golpearon profundamente el corazón de esta ciudad destruyendo sus símbolos

Por Redacción, 2017-02-05 10:47

Por Luca Pistone. Enviado


Erbil (Kurdistán iraquí) y Qaraqosh (Irak), (Notimex).- Ainkawa 2 en Erbil, es el campo de refugiados donde viven muchos de los cristianos que en agosto de 2014 huyeron de sus ciudades en Irak ante el avance del Estado Islámico.

En ese espacio viven cerca de cinco mil personas. Entre ellas se encuentra Amoyassan, quien, por primera vez después de más de dos años, ha encontrado el valor para volver a poner los pies en su antigua casa de Qaraqosh, completamente destruida por los yihadistas.

El campo de Ainkawa 2 toma su nombre del homónimo barrio de Erbil, capital del Kurdistán iraquí, habitado casi en su totalidad por cristianos.

La Federación de Organismos Cristianos Servicio Internacional Voluntario trabaja en el campo FOCSIV junto con otras organizaciones no gubernamentales internacionales.

Abdul Jabbar Mustafa Baghawan es el responsable: “Al campo también se le llama ´Mil Habitáculos´ precisamente porque se instalaron mil habitáculos. En cada habitáculo vive una familia, con un promedio de cinco personas”.

“Cada habitáculo tiene una superficie de 27 metros cuadrados y cuenta con dos habitaciones, una cocina y un baño. Así se satisfacen todas las necesidades de la familia”, señala.

En comparación con los varios campos que hay en el Kurdistán en los que viven los refugiados que han huido de la furia destructiva del Estado Islámico, Ainkawa 2 presenta muy buenas condiciones y ofrece con una cierta eficacia todos los servicios de primera necesidad.

Se llevan a cabo desde cursos de costura hasta clases de peluquería. La educación va desde el preescolar hasta la escuela secundaria, y también se ofrecen actividades deportivas como el fútbol y artes marciales.

Abdul Jabbar, quien se presta como guía de campo, nos lleva a la guardería, donde unos 30 niños están siguiendo una lección de inglés. Es aquí donde conocemos a Amoyassan, de 24 años, una de las maestras.

Es originaria de Qaraqosh, la principal ciudad cristiana iraquí, que fue liberada a finales de octubre pasado tras la intervención conjunta de las fuerzas militares iraquíes y kurdas.

Como la gran mayoría de los habitantes de Ainkawa 2, Amoyassan no ha vuelto a su casa desde agosto de 2014, cuando los milicianos bajo el mando de Abu Bakr al-Baghdadi entraron en Qaraqosh. Ella y sus colegas nos muestran en el móvil videos de sus casas incendiadas.

Los han grabado algunos soldados que conocen. Después de muchas garantías, Amoyassan acepta viajar en coche, acompañada de su marido, hasta Qaraqosh al día siguiente.

Antes de la llegada del Estado Islámico, Qaraqosh, en el centro de la llanura de Nínive, a unos 30 kilómetros de Mosul, tenía unos 60 mil habitantes. Actualmente ahí no vive nadie, se ha convertido en una verdadera ciudad fantasma donde los signos de la guerra son visibles en todas partes.

Los yihadistas golpearon profundamente el corazón de esta ciudad destruyendo sus símbolos. Los de una fe que desde hace siglos une a sus habitantes con esta tierra.

Sólo con la escolta del ejército se pueden superar los controles que se encuentran por la ciudad. Los militares se dedican a llevar a cabo operaciones de limpieza de los artefactos explosivos que dejó la organización terrorista.

El recorrido por los recuerdos ultrajados de Amoyassan comienza en la Catedral de la Inmaculada Concepción, la iglesia más grande de todo Irak. Amoyassan, perpleja al ver que la iglesia está hecha ruinas, con estatuas rotas de la Virgen y el Cristo y las paredes quemadas, alterna lágrimas con risa nerviosa.

En vano, su marido, Yusuf, intenta animarla. Después llega el turno del restaurante donde el joven matrimonio solía ir el sábado por la noche con sus dos hijos, y luego la principal calle comercial. Solo quedan los escombros.

Por último, llegamos a su casa. Hay mucha emoción contenida. Antes de entrar, Amoyassan pronuncia en voz baja, casi como si no quisiera que la escuchasen unos vecinos inexistentes, estas palabras: “Por la prisa con la que nos fuimos tuvimos que abandonar aquí recuerdos y objetos, a sabiendas de que tal vez no los veríamos más”.

Se pregunta: “¿Qué me espero encontrar? Sólo escombros y cenizas, esos demonios no pueden haber dejado nada más”. Cuesta avanzar. Los milicianos saqueadores y las posteriores batallas por la liberación de Qaraqosh confirman el pronóstico de la joven mujer.

Sin embargo, Amoyassan no pierde el ánimo y muestra su hermosa sonrisa cada vez que encuentra un objeto que pertenecía a lo que ella llama su “vida precedente”, y deja a un lado el rencor hacia los que se la han robado.

Topa con una de las muñecas favoritas de su hija, y luego con fotografías de los familiares. Inevitablemente, las lágrimas vuelven a sus ojos.

“No sé si ha sido una buena idea volver aquí -dice Amoyassan durante el viaje de regreso a Erbil-. Quería ver con mis propios ojos lo que había sucedido con nuestra casa, donde viví días felices. Aquí dieron sus primeros pasos todos nuestros hijos”.

“Pero ver nuestra casa y nuestra ciudad en estas condiciones es un golpe al corazón. Ahora los de Daesh (acrónimo árabe para Estado Islámico) están muy lejos, escondidos en Mosul, y dentro de poco tiempo, si Dios quiere, será expulsados también de allí. Pero ¿cómo puedo imaginar volver a vivir aquí?”, agrega.

Y añade, mientras toma de la mano a Yusuf, que está conduciendo: “De la llanura de Nínive huyeron miles y miles de cristianos que ahora están establecidos en campos como ese en el que vivimos nosotros. Esperamos volver, pero los años de la reconstrucción será aún más difíciles: hay que trabajar sobre todo para la reconciliación entre la gente”.

“Tenemos que hacer frente a la mentalidad de Daesh, que sigue estando muy extendida en muchas personas, en muchos habitantes de Mosul y sus alrededores, que los apoyaron y con los cuales ahora se tendrá que hablar, de un modo u otro, para evitar venganzas crueles. Sólo veo dificultades ante nosotros”, finaliza.

#Orbis

Seúl retirará a Tokio de su lista blanca en medio de dispua comercial

La medida sigue a la eliminación de Corea del Sur por parte de Japón, el 28 de agosto, de su propia lista blanca de naciones que recibieron un trato preferencial de exportación.

Por Redacción, 2019-09-15 09:19

México, Notimex.-Corea del Sur contempla remover a Japón de su lista de socios comerciales de confianza a principios de la semana que viene, en medio de la creciente disputa comercial entre los dos vecinos asiáticos.

Según el Ministerio de Comercio, Industria y Energía de Corea del Sur aún está abierto a tener negociaciones de último minuto con Tokio, pese a que ya se cuenta con todos los procedimientos para su eliminación de su lista de naciones, debido a los procedimientos de exportación favorecidos para «operar un sistema de control de exportaciones que viola las normas internacionales».

La medida sigue a la eliminación de Corea del Sur por parte de Japón, el 28 de agosto, de su propia lista blanca de naciones que recibieron un trato preferencial de exportación, destacó la agencia Yonhap.

Corea del Sur planea clasificar a sus socios comerciales en tres grupos de los dos actuales, colocando a Tokio en el grupo intermedio.

Una vez implementadas, las compañías locales que envían productos estratégicos a Japón tendrán que entregar cinco documentos diferentes para obtener la aprobación individual, siendo dos más que los tres actuales. El proceso de aprobación también tomará alrededor de 15 días, 10 más que los cinco actuales.

Tokio se encontraba en la categoría más elevada compuesta por los 29 países sujetos a los procedimientos de trato preferencial de exportación de Seúl, que son miembros de los cuatro acuerdos principales de control de exportaciones del mundo, incluido el Acuerdo de Wassenaar, destacó la agencia Yonhap.

Corea del Sur también está dispuesta a hablar con Japón en cualquier momento, incluso después de que se implemente la nueva política, según el ministerio.

En una acción separada, Corea del Sur presentó una queja ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) el miércoles por las restricciones de exportación de Japón a Seúl de materiales industriales clave.

El último paso se produjo cuando las restricciones de exportación de Japón dirigidas solo a Corea del Sur es un acto discriminatorio y políticamente motivado.

La medida de Tokio es vista como una represalia contra un veredicto de un tribunal de Seúl el año pasado que ordenó a empresas japonesas indemnizar a las víctimas surcoreanas por su trabajo forzado en tiempos de guerra.

Japón eliminó a Corea del Sur de su lista socios de confianza tras promulgar un proyecto de ley, que entró en vigor el 28 de agosto. La eliminación de Corea del Sur de la misma deja unos mil 100 artículos vulnerables a obstáculos de exportación nipones más estrictos.

Tokio afirmó que su decisión tuvo lugar en respuesta a lo que califica como un pobre control de exportaciones de Seúl de artículos de doble uso.

#Orbis

Pompeo acusa Irán de ataque contra petrolera árabe

Los rebeldes hutíes del Yemen, aliados de Irán, se atribuyeron los ataques con diez drones contra dos refinerías de la petrolera estatal saudí Aramco en el este de ese país árabe.

Por Redacción, 2019-09-15 09:12

México.-El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, acusó a Irán de los ataques contra dos refinerías de petróleo en Arabia Saudí y aseguró que “no hay evidencias” que sugieran que esa ofensiva fuera lanzada desde el Yemen. ”En medio de llamadas para reducir la tensión, Irán ha lanzado un ataque sin precedentes contra el suministro de energía del mundo”, dijo Pompeo en Twitter.

Los rebeldes hutíes del Yemen, aliados de Irán, se atribuyeron los ataques con diez drones contra dos refinerías de la petrolera estatal saudí Aramco en el este de ese país árabe, donde causaron incendios que ya han sido controlados.

La petrolera Aramco está considerada por las agencias crediticias Moody’s y Fitch como la empresa con más ganancias del planeta y, por tanto, clave para el abastecimiento mundial de petróleo.

Pompeo prometió que Washington trabajará con sus aliados para garantizar el suministro internacional de petróleo y para que Teherán “rinda cuentas por su agresión”. ”Instamos a todas las naciones a condenar públicamente y de manera inequívoca los ataques de Irán”, pidió.

El conflicto yemení estalló a finales de 2014 cuando los rebeldes ocuparon Saná y otras provincias del país y expulsaron al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, hoy exiliado en Arabia Saudí. Riad y sus aliados árabes intervienen militarmente en el conflicto desde marzo de 2015 para tratar de derrotar a los hutíes, apoyados por Irán, y restituir al dirigente exiliado.

Buena parte de las armas que Riad usa en el Yemen provienen de manos del Gobierno de Donald Trump, que ha ofrecido su apoyo inquebrantable a Arabia Saudí y con quien se ha aliado para hacer frente a Irán.

Para preservar esa alianza, Trump llegó incluso a usar su poder presidencial para impedir que el Congreso de EU forzara al Gobierno a retirar su apoyo a Riad en la guerra del Yemen. Trump conversó por teléfono con el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, para respaldar el “derecho de Arabia Saudí a defenderse”, detalló la Casa Blanca.

Bin Salman, por su parte, comunicó a Trump que su país tiene la “voluntad y capacidad” para afrontar el ataque contra sus refinerías, de acuerdo a un comunicado del Ministerio de Exteriores saudí.

#Orbis

EU e Israel negocian pacto para defensa mutua

Donald Trump desveló esas negociaciones y aseguró que continuarán después de los comicios en Israel.

Por Redacción, 2019-09-14 13:30

Notimex.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este sábado que está en conversaciones con el primer ministro en funciones de Israel, Benjamin Netanyahu, para firmar un tratado de defensa mutua, una noticia que llega poco antes de las elecciones en las que el dirigente israelí se juega el cargo.

En Twitter, Trump desveló esas negociaciones y aseguró que continuarán después de los comicios en Israel y cuando los dos líderes coincidan en la Asamblea General de la ONU, a finales de mes en Nueva York.

«Hoy tuve una llamada con el primer ministro Netanyahu para hablar sobre la posibilidad de movernos hacia adelante con un Tratado de Defensa Mutua entre Estados Unidos e Israel, eso serviría para fortalecer aún más la tremenda alianza entre nuestros dos países», manifestó Trump.

«¡Estoy deseando -añadió- continuar esas conversaciones después de las elecciones israelíes y cuando nos encontremos en las Naciones Unidas a finales de este mes!».

En tratados como el que estableció la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), el principio de «defensa mutua» significa que un ataque contra uno o varios de sus miembros se considera un ataque contra todos y, en consecuencia, los firmantes se comprometen a hacer frente juntos a esa amenaza.

La Casa Blanca todavía no ha dado detalles sobre cuáles son los puntos que podrían ser incluidos en un tratado de acorde a ese principio de defensa mutua entre Israel y Estados Unidos.

A nivel político, las declaraciones de Trump suponen un espaldarazo para Netanyahu de cara a las elecciones generales del 17 de septiembre.

Esos comicios serán los segundos en lo que va de año después de que Netanyahu fracasara en abril en su intento de formar una coalición gubernamental, lo que forzó la disolución de la Knéset (Parlamento israelí).

Netanyahu, apodado «Bibi» y «Míster Seguridad» por su política de Defensa fuerte, ha prometido que Israel se anexionará el Valle del Jordán, en Cisjordania ocupada, si es reelegido en los comicios.

Trump también ha dicho que, una vez que pasen las elecciones en Israel, presentará su plan de paz para poner fin al conflicto palestino-israelí, conocido como «Plan del siglo».

El futuro de ese plan es incierto porque los palestinos se han negado a negociar con EE.UU. después de su reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel en 2017.

Actualmente, las relaciones militares entre Estados Unidos e Israel están íntimamente ligadas al conflicto de Medio Oriente, pero también a su enfrentamiento contra Irán.

La firma de un eventual pacto de defensa mutua entre Estados Unidos e Israel podría provocar la cólera de los países árabes.

Ya en septiembre de 1981, los estadounidenses e israelíes establecieron un acuerdo de cooperación militar pero la ocupación meses después de los Altos del Golán sirios por el ejército israelí paralizó ese acuerdo.