#Orbis

“El Estado Islámico dejó solo escombros en mi pueblo”

Los yihadistas golpearon profundamente el corazón de esta ciudad destruyendo sus símbolos

Por Redacción, 2017-02-05 10:47

Por Luca Pistone. Enviado


Erbil (Kurdistán iraquí) y Qaraqosh (Irak), (Notimex).- Ainkawa 2 en Erbil, es el campo de refugiados donde viven muchos de los cristianos que en agosto de 2014 huyeron de sus ciudades en Irak ante el avance del Estado Islámico.

En ese espacio viven cerca de cinco mil personas. Entre ellas se encuentra Amoyassan, quien, por primera vez después de más de dos años, ha encontrado el valor para volver a poner los pies en su antigua casa de Qaraqosh, completamente destruida por los yihadistas.

El campo de Ainkawa 2 toma su nombre del homónimo barrio de Erbil, capital del Kurdistán iraquí, habitado casi en su totalidad por cristianos.

La Federación de Organismos Cristianos Servicio Internacional Voluntario trabaja en el campo FOCSIV junto con otras organizaciones no gubernamentales internacionales.

Abdul Jabbar Mustafa Baghawan es el responsable: “Al campo también se le llama ´Mil Habitáculos´ precisamente porque se instalaron mil habitáculos. En cada habitáculo vive una familia, con un promedio de cinco personas”.

“Cada habitáculo tiene una superficie de 27 metros cuadrados y cuenta con dos habitaciones, una cocina y un baño. Así se satisfacen todas las necesidades de la familia”, señala.

En comparación con los varios campos que hay en el Kurdistán en los que viven los refugiados que han huido de la furia destructiva del Estado Islámico, Ainkawa 2 presenta muy buenas condiciones y ofrece con una cierta eficacia todos los servicios de primera necesidad.

Se llevan a cabo desde cursos de costura hasta clases de peluquería. La educación va desde el preescolar hasta la escuela secundaria, y también se ofrecen actividades deportivas como el fútbol y artes marciales.

Abdul Jabbar, quien se presta como guía de campo, nos lleva a la guardería, donde unos 30 niños están siguiendo una lección de inglés. Es aquí donde conocemos a Amoyassan, de 24 años, una de las maestras.

Es originaria de Qaraqosh, la principal ciudad cristiana iraquí, que fue liberada a finales de octubre pasado tras la intervención conjunta de las fuerzas militares iraquíes y kurdas.

Como la gran mayoría de los habitantes de Ainkawa 2, Amoyassan no ha vuelto a su casa desde agosto de 2014, cuando los milicianos bajo el mando de Abu Bakr al-Baghdadi entraron en Qaraqosh. Ella y sus colegas nos muestran en el móvil videos de sus casas incendiadas.

Los han grabado algunos soldados que conocen. Después de muchas garantías, Amoyassan acepta viajar en coche, acompañada de su marido, hasta Qaraqosh al día siguiente.

Antes de la llegada del Estado Islámico, Qaraqosh, en el centro de la llanura de Nínive, a unos 30 kilómetros de Mosul, tenía unos 60 mil habitantes. Actualmente ahí no vive nadie, se ha convertido en una verdadera ciudad fantasma donde los signos de la guerra son visibles en todas partes.

Los yihadistas golpearon profundamente el corazón de esta ciudad destruyendo sus símbolos. Los de una fe que desde hace siglos une a sus habitantes con esta tierra.

Sólo con la escolta del ejército se pueden superar los controles que se encuentran por la ciudad. Los militares se dedican a llevar a cabo operaciones de limpieza de los artefactos explosivos que dejó la organización terrorista.

El recorrido por los recuerdos ultrajados de Amoyassan comienza en la Catedral de la Inmaculada Concepción, la iglesia más grande de todo Irak. Amoyassan, perpleja al ver que la iglesia está hecha ruinas, con estatuas rotas de la Virgen y el Cristo y las paredes quemadas, alterna lágrimas con risa nerviosa.

En vano, su marido, Yusuf, intenta animarla. Después llega el turno del restaurante donde el joven matrimonio solía ir el sábado por la noche con sus dos hijos, y luego la principal calle comercial. Solo quedan los escombros.

Por último, llegamos a su casa. Hay mucha emoción contenida. Antes de entrar, Amoyassan pronuncia en voz baja, casi como si no quisiera que la escuchasen unos vecinos inexistentes, estas palabras: “Por la prisa con la que nos fuimos tuvimos que abandonar aquí recuerdos y objetos, a sabiendas de que tal vez no los veríamos más”.

Se pregunta: “¿Qué me espero encontrar? Sólo escombros y cenizas, esos demonios no pueden haber dejado nada más”. Cuesta avanzar. Los milicianos saqueadores y las posteriores batallas por la liberación de Qaraqosh confirman el pronóstico de la joven mujer.

Sin embargo, Amoyassan no pierde el ánimo y muestra su hermosa sonrisa cada vez que encuentra un objeto que pertenecía a lo que ella llama su “vida precedente”, y deja a un lado el rencor hacia los que se la han robado.

Topa con una de las muñecas favoritas de su hija, y luego con fotografías de los familiares. Inevitablemente, las lágrimas vuelven a sus ojos.

“No sé si ha sido una buena idea volver aquí -dice Amoyassan durante el viaje de regreso a Erbil-. Quería ver con mis propios ojos lo que había sucedido con nuestra casa, donde viví días felices. Aquí dieron sus primeros pasos todos nuestros hijos”.

“Pero ver nuestra casa y nuestra ciudad en estas condiciones es un golpe al corazón. Ahora los de Daesh (acrónimo árabe para Estado Islámico) están muy lejos, escondidos en Mosul, y dentro de poco tiempo, si Dios quiere, será expulsados también de allí. Pero ¿cómo puedo imaginar volver a vivir aquí?”, agrega.

Y añade, mientras toma de la mano a Yusuf, que está conduciendo: “De la llanura de Nínive huyeron miles y miles de cristianos que ahora están establecidos en campos como ese en el que vivimos nosotros. Esperamos volver, pero los años de la reconstrucción será aún más difíciles: hay que trabajar sobre todo para la reconciliación entre la gente”.

“Tenemos que hacer frente a la mentalidad de Daesh, que sigue estando muy extendida en muchas personas, en muchos habitantes de Mosul y sus alrededores, que los apoyaron y con los cuales ahora se tendrá que hablar, de un modo u otro, para evitar venganzas crueles. Sólo veo dificultades ante nosotros”, finaliza.

#Orbis

Mercados de China se desploman en medio de disputas comerciales

Los mercados chinos registrando fuertes caídas, a medida que se profundizan las preocupaciones sobre la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Por Redacción, 2019-05-23 08:46

México, Notimex.-Las principales bolsas de valores de la región Asia-Pacífico cerraron este jueves a la baja, con los mercados chinos registrando fuertes caídas, a medida que se profundizan las preocupaciones sobre la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

La avalancha de reacciones empresariales al veto de Estados Unidos a Huawei continúa enturbiando las relaciones comerciales entre las dos potencias económicas más grandes del mundo.

El referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en los mercados de Shanghai y Shenzhen retrocedió un 1.79 por ciento, mientras el Índice Compuesto de Shanghai perdió un 1.36 por ciento, y el Shenzhen Component cayó un 2.56 por ciento.

En el mercado cambiario, el dólar se negociaba en torno a 110.33 unidades contra el yen. En el mercado de Singapur, el peso mexicano se cambiaba a 19.02 unidades por dólar estadunidense.

A continuación el cierre de los principales mercados de la región Asia-Pacífico:

BOLSA INDICE CIERRE CIERRE VARIACION VARIACION ANTERIOR ACTUAL PUNTOS PORCENTAJE Tokio Nikkei 225 21,283.37 21,151.14 -132.23 -0.62% Hong Kong Hang Seng 27,705.94 27,267.13 -438.81 -1.58% Shanghai S.Composite 2,891.70 2,852.52 -39.19 -1.36% Seúl Kospi 2,064.86 2,059.59 -5.27 -0.26% Singapur Straits Times 3,183.14 3,160.72 -22.42 -0.70% Sydney All Ordinaries 6,598.10 6,584.30 -13.80 -0.21%

#Orbis

Policía británica cierra corazón de la capital por «objeto sospechoso»

Medios locales informaron de inmediato la emergencia en los alrededores de Whitehall y reportaron que elementos policiales desalojan la zona y están haciendo retroceder a las personas.

Por Redacción, 2019-05-23 08:40

México, Notimex.-La Policía británica cerró hoy las calles que conducen a la avenida Whitehall en el corazón de esta capital, en los alrededores a Downing Street, como medida de seguridad, ante la presencia de un «objeto sospechoso».

En un mensaje en su cuenta oficial en Twitter, la Policía Metropolitana informó que ha establecido cierres en las calles aledañas a Whitehall, entre ellas Downing Street, donde se encuentra la sede del gobierno británico, mientras se evalúa el «artículo sospechoso», «Cierres temporales de carreteras en los alrededores de Whitehall, mientras que el artículo sospechoso es evaluado. La policía asistió a las 12:01 horas de hoy.

«Los oficiales especializados ahora están presentes», indicó el tuit de la Policía.

Medios locales informaron de inmediato la emergencia en los alrededores de Whitehall y reportaron que elementos policiales desalojan la zona y están haciendo retroceder a las personas, mientras que un robot de búsqueda de bombas se encuentra ya inspeccionando el lugar en busca del paquete.

#Orbis

Políticas de austeridad dejaron a miles de ingleses en la pobreza: ONU

«Los bancos de alimentos proliferan, el número de personas sin hogar aumentó enormemente», expresa el informe del organismo global.

Por Redacción, 2019-05-22 19:17

México.- Informe de la ONU asegura el gobierno actúa por «ideología» y en violación de sus obligaciones en materia de derechos humanos y que sus políticas de económicas, tendientes a la austeridad, sumieron a millones de británicos en la pobreza.

Según dicho informe, elaborado por el relator especial de Naciones Unidas sobre la pobreza extrema y los derechos humanos Philip Alston tras una visita de 12 días por el país, un 20% de la población británica -es decir 14 millones de personas- viven bajo el umbral de la pobreza.

Y, pese a «sus trágicas consecuencias sociales», las «retrógradas» políticas de austeridad introducidas desde 2010 «prosiguen a un ritmo sostenido» en «clara violación de las obligaciones en materia de derechos humanos del país». De seguir así, en el horizonte de 2021, señala el informa «se prevé que cerca del 40% de los niños vivan en la pobreza».

Pobres, ¿o felices?

«Los bancos de alimentos proliferan, el número de personas sin hogar aumentó enormemente (…), la esperanza de vida cae para algunos grupos y el sistema de ayuda judicial se ha visto diezmado», constata este experto, denunciando que «el gobierno sigue determinado en su negación». Alston subraya además que ni «el crecimiento de la economía, ni el elevado nivel de empleo y un excedente presupuestario invirtieron la austeridad, una política más realizada por ideología que siguiendo una agenda económica». El ministerio británico de Trabajo y Pensiones reaccionó denunciando el informe como «apenas creíble» y «completamente inexacto».

«Los propios datos de la ONU muestran que Reino Unido es uno de los lugares en el mundo donde la gente está más feliz de vivir», declaró un portavoz gubernamental a la agencia de noticias británica PA. Y afirmó que Alston pasó muy poco tiempo en el país para tener una imagen correcta de la situación. La semana pasada, un estudio del Institute for Fiscal Studies (IFS), organismo independiente británico, señaló que tras diez años de austeridad, la desigualdad en los ingresos en Reino Unido es la más elevada de los países ricos a excepción de Estados Unidos.

«Amenaza para la democracia»

Y aseguró que pocas veces había sido tan evidentes en la sociedad británica, constituyendo una amenaza para la democracia y la cohesión del país. Por su parte, la poderosa organización sindical TUC denunció que los salarios en el país siguen siendo inferiores a los de antes de la crisis financiera de 2008, especialmente para los trabajadores en el sector público, pese a que el desempleo está en su nivel más bajo en 45 años: 3,8% en el primer trimestre de 2019.

En una entrevista con la AFP durante su viaje a Reino Unido a finales de 2018, Alston denunció una situación «triste y claramente injustificada. El dinero está ahí. El gobierno decidió recientemente gastar sumas exorbitantes en bajar los impuestos a los más ricos», subrayó.