La reina Isabel II y el príncipe Felipe de Edimburgo están a punto de sumar un nuevo récord a sus vidas, el de celebrar sus 70 años de matrimonio. El próximo 20 de noviembre la longeva pareja festejará sus bodas de platino, una ocasión de lo más especial para la que las islas británicas ya están ultimando los detalles.

Si bien serán muchos los que aprovechen el día para conmemorar aquel 20 de noviembre de 1947 en el que la pareja real se daba el "sí, quiero" en la que ha sido la boda más numerosa de la realeza mundial, con 2.000 invitados. Para la ocasión, la Real Casa de la Moneda de Reino Unido ha preparado un homenaje muy especial, una moneda que recuerda los 70 años del matrimonio.

Se trata de diferentes piezas realizadas en plata u oro, valoradas entre 5 y 1.000 libras (1.127 euros), dependiendo del modelo, en las que se puede apreciar los perfiles de la reina Isabel y su marido. Sin embargo, el que las quiera adquirir tendrá que desembolsar algo más de su valor real. Casi 15 euros es el precio de la más asequible y más de 55.000 euros para la más exclusiva, realizada en oro y con un peso de un kilo.

Mientras que en el reverso aparece la leyenda: "Unidos en feliz matrimonio 1947-2017", en el anverso encontramos el retrato de los monarcas. Un diseño del escultor londinense Etienne Miller que, en sus propias palabras, simbolizan el "sentido del deber" que el príncipe Felipe ha tenido durante los últimos 70 años, en los que ha sido el mejor apoyo de su mujer en un discreto segundo plano.

Sin embargo, no ha sido un camino de rosas el del matrimonio 'royal'. Son bien conocidas las crisis de la pareja, precisamente por el segundo plano en el que ha vivido el duque, y sus constantes infidelidades. En sus 70 años de casados, Felipe cuenta con numerosos líos de faldas, así como una la "escapada" con una misteriosa mujer en el yate Britannia a las noches golfas en un club del Soho, donde supuestamente se entretuvo más de una vez con un elenco de showgirls.

monedas monedas

Si bien es cierto que desde el pasado 2 de agosto el duque de Edimburgodisfruta de su "jubilación", es posible que se deje ver con motivo de este nuevo enlace. Una ocasión especial que tanto los protagonistas como el resto de la familia real británica celebrará por todo lo alto.