Las playas chinas se llenan estos días de bañistas y también de facekinis, los pasamontañas de nailon para cubrirse el rostro, que evitan quemarse por el sol. Esta moda, que al principio se tomó como algo estrafalario, lleva algunos años utilizándose en el país, donde es común ver estos facekinis a juego con los trajes de baño.