Ciudad de México.- Poco antes de las cuatro de la tarde, el zócalo de la Ciudad de México recibió a los primeros asistentes para presenciar el Grito de la Independencia, pero no eran ciudadanos cualesquiera, pues llegaron a bordo de autobuses, la mayoría provenientes del Estado de México.

En orden, muy bien acomodados, como lo informaron medios nacionales, cientos de personas acarreadas comenzaron a ocupar la primera fila del zócalo capitalino, es decir, el área VIP.

Alrededor del zócalo, permanecían estacionados los camiones en los que se trasladaron ciudadanos del Estado de México, Puebla y Querétaro.

autobuses CDMX_800x400

En perfecta calma, los invitados “especiales”, portaban una pulsera, o un sticker con el que se identificaban para quedar cerca del balcón del Palacio Nacional, en donde el presidente, Enrique Peña Nieto dará el Grito de Independencia.

Tan sólo de Coacalco, Estado de México, fueron enviados 70 camiones, en Tlalnepantla otros 40 camiones fueron enviados con ciudadanos para estar en el área VIP del festejo patrio.

Al llegar al zócalo les fueron repartidas tortas y bolsas con agua.

Con los lugares ya ocupados, la sección D1, ubicada lejos del balcón del Palacio Nacional, es el que podrá ser ocupado por la población sin brazalete de invitado especial.