Acapulco tiene varios lugares icónicos que son referente obligado para los turistas: La Quebrada, La Roqueta, el Zócalo, las playas de Caleta y Caletilla, y los tacos del "Güero Americanista", una sabrosa tradición que tiene 54 años de agasajar los paladares de turistas y locales con tacos de canasta de mole, carne, requesón, frijol y chicharrón, acompañados de una deliciosa agua de jamaica.

Instalado en la esquina de Francisco Ulloa y Vasco Núñez de Balboa, frente a la antigua tienda del ISSSTE, el puesto que administra Miguel Ángel Moreno Arreola es conocido como “El Güero Americanista” por la afición que tiene por este equipo de futbol mexicano, sin embargo, pese al nombre, no se limita sólo a dar gusto a los fanáticos americanistas, dice que allí llegan a comer también los que odian al América, los del  Cruz Azul, los Pumas, los Chivas, “aquí  vienen todos a probar los tacos”, dice orgulloso.

Miguel Ángel cuenta que el negoció lo comenzó su padre, el señor Audelio Moreno Pérez, un cuatro de marzo de 1964. Tenía 25 años cuando llegó de Michoacán junto con su esposa María Rosa Arreola Jaime (ya fallecida), de donde son originarios, para comenzar su negocio de tacos de canasta.

“Mis papás son originarios de Michoacán; juntos se vinieron a probar suerte a Acapulco y comenzaron vendiendo tacos, y bueno, aquí está el hecho de su éxito, relata.

Moreno Arreola cuenta que su papa comenzó vendiendo tacos “con una canasta en la mano. Sus primeros tacos los vendió aquí frente al Chinchorro. Vendía solo tacos de mole, frijol, papa con carne y chicharrón”, recuerda “El Güero Americanista”.

“El Güero Americanista” se instala desde muy temprano en esta transitada equina del Acapulco tradicional. Quienes visitan el puesto, lo primero que pueden ver es a una persona bonachona sentada en un banquito dando órdenes para que atiendan bien a los comensales. Miguel Ángel, nació en Acapulco en enero de 1972, eran cuatro hermanos, pero ya sólo quedan tres, dice. El puesto de tacos se llama así porque su papá es güero y le va al América, confirma.

En Acapulco hay muchos lugares donde se venden tacos de canasta, pero ninguno alcanza la calidad y el sabor de los que hace el Güero. La orden de cinco taquitos tiene un costo de 35 pesos y el agua de Jamaica es aparte, cuesta 12 pesos. “Hacemos tacos de mole, carne, requesón, frijol y chicharrón”, indica.

A esta taquería han llegado a comer todo tipo de figuras importantes, pero comenta que por seguridad no puede revelar detalles. Indica que lo único que puede decir es que tanto turistas como locales puedan seguir llegando a comer tacos porque “aquí los esperamos con los brazos abiertos”.

Sobre la situación actual del puerto también prefiere no hablar, solo quiere "que Acapulco siga mejor como siempre".

Uno de los clientes habituales del “Guero Americanista” desde hace más de 35 años, y quien acude dos veces por semana, dijo que la diferencia entre los tacos del “Güero” y otros, es la higiene y el sabor extraordinario que tienen.