El experimentado músico recibirá un homenaje en el Jazz Festival Jalisco

El maestro Víctor Ruiz Pazos, considerado uno de los mejores jazzistas mexicanos, aseguró que “a la hora de tocar jazz se vuela emocionalmente y esta música produce algo positivo hasta en los oídos más difíciles”.

En conferencia de prensa, Ruiz Pazos, quien será homenajeado en el marco del Jazz Festival Jalisco 2015 en el Teatro Degollado, el próximo 31 de julio, manifestó que los sonidos brotan de la mente del músico y éste requiere practicar y prepararse cada día para seguir avanzando.

Destacó que este género siempre ha sido del agrado de los mexicanos y recordó que desde los años 40 los músicos mexicanos han interpretado jazz, por ello “cuando escucho a los jóvenes que dicen que ellos son los que hacen jazz les digo que desde las orquestas sinfónicas se sentía el sabor jazzístico”.

Ruiz Pazos, quien desde 1950 se encuentra activo como músico y compositor, instó a las nuevas generaciones a estudiar y practicar, ya que es la única forma de que puedan crecer como músicos, pero “antes de amar lo que hacen deben amarse a sí mismos”.

Añadió que la vida no le ha quedado a deber nada principalmente porque él nunca ha trabajado. “Cuando se trabaja es por necesidad y en cambio tocar no lo concibo así, a veces tocas y no te pagan, es una degustación, un placer”, subrayó el veracruzano.

También aprovechó para agradecer a la Fundación Tónica por el reconocimiento que recibirá en el Teatro Degollado y al respecto, resaltó que no había tal necesidad porque lo han metido en aprietos debido a que su mejor manera de expresarse es a través de la música y no hablando en un homenaje.

En su oportunidad, el director general de Fundación Tónica y del Jalisco Jazz Festival, Gilberto Cervantes, señaló que es un honor homenajear al maestro Ruiz Pazos y rescatar la historia de quienes dejan huella en su paso por esta actividad.

Agregó que este año el Festival de Jazz ofrecerá conciertos gratuitos al aire libre y en los teatros Degollado y Diana, así como actividades educativas como un seminario y un campamento de jazz; un taller de producción de audio live, otro de música electrónica y clases magistrales.