Porque la vida no es color de rosa en México tocar el tema de la niñez es trasladarnos a historias de todo tipo. Desde alegrías , sonrisas ,pobreza,desnutrición  y tristeza.

Es pensar en los chiquillos que la calle  que se trabajan arduamente  limpiando parabrisas , vendiendo  chicles solamente para poder llevar una  sola comida al día.

Los cuales son señalados y hasta mirados con horror por parte de muchos transeúntes.

O esos niños que son golpeados hasta por sus propios padres, o que dejan de estudiar porque no tienen el recurso para sus útiles escolares.Es también hablar de infantes que son abusados sexualmente y por miedo no dicen nada.

De pequeños que son víctimas de trata de personas , sufriendo en silencio.

En México , de acuerdo a la Asamblea de Representantes  , tal solo en el Distrito Federal  el número de infantes  que trabajan en las calles rebasa el millón.

El trabajo a edad temprana priva a niño de  tener un desarrollo pleno, que les obstaculiza gozar de la salud, la educación, y estimular su lado creativo.

También generando grados de anemia, bajo peso y talla  ; de acuerdo a datos proporcionados por el Instituto Nacional de nutrición, la desnutrición afecta al 40 por ciento de los niños mexicanos. Los mayores índices de desnutrición crónica se registran en los estados sureños de Quintana Roo (96.4 por ciento), Yucatán (96.3 por ciento), Chiapas (88.6 por ciento), Campeche (94.4 por ciento), Oaxaca (89.4 por ciento) y Guerrero (90.2 por ciento).

No podemos ignorar tampoco que ha incrementado la tasa de decesos  , ya que de acuerdo a información por la UNICEF , México ocupa el decimocuarto lugar entre los países con mayor índice de mortalidad infantil absoluta. Cada año mueren en México un total de 183 mil niños menores de cinco años.

Luchemos por un mejor bienestar por esos pequeños que dan alegrías a los hogares.

Redacción