LA COLUMNA DE OLVERA

 

México.- La violenta reacción de “El Marro”, líder del Cartel de Santa Rosa de Lima (CSRDL, por la detención de su madre y otros familiares, en Guanajuato, no vino más que a confirmar que ahí viven, que operan y lo más curioso, que el gobierno panista de Diego Sinhue pareciera que fuera cómplice de sus actos, pues no dice nada, no actúa.

Lo más grave es que tampoco el Partido Acción Nacional se ha manifestado sobre la violencia de este cartel en un estado panista. ¿Dónde está Marko Cortés, líder nacional?, ¿Dónde están los líderes puritanos y castos de la paz y el orden social y económico?

¿Dónde están Vicente Fox y Martha Sahagún? Claro, están en reuniones privadas para repartirse los puestos de elección para el próximo año.

A los del PAN y sus militantes no les importa México, y no es de ahora, tan solo hay que recordar que en el gobierno de Felipe Calderón dejó como saldo, 65 mil muertos por el supuesto combate al narcotráfico, ahora sabemos, que no fue así.

Por lo contrario, tenía un secretario de seguridad, Genaro García Luna que operaba para el narcotráfico, y prueba de ello, es que ahora está esperando ser sentenciado en una cárcel de New York, Estados Unidos.

Lo que vive Guanajuato, Celaya, no es culpa del gobierno actual, porque hay que recordar que el PAN lo ha gobernado desde hace 30 años, ahí estuvieron:

(2012 - 2018): Miguel Márquez Márquez.

(2012): Héctor López Santillana.

(2006 - 2012): Juan Manuel Oliva Ramírez.

(2000 - 2006): Juan Carlos Romero Hicks.

(1999 - 2000): Ramón Martín Huerta.

(1995 - 1999): Vicente Fox Quesada.

(1991 - 1995): Carlos Medina Plascencia.

Y el actual, Diego Sinhue, este último lleva año y medio en el poder y tiene un estado fallido, ingobernable, y la sociedad y Congreso deberían de pronunciarse para que se desaparezcan los poderes en el estado de Guanajuato.

Se llame a una nueva elección, porque los guanajuatenses no merecen eso. Sobre todo, porque hay que recordar, que el actual gobernador se opuso con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, para reunirse con el tema de seguridad, y también se negó a la creación de la Guardia Nacional.

Hoy que Diego Sinhue se muestra incapaz de gobernar, y ya no puede tapar el nido de corrupción y delincuencia organizada, pega de gritos, y hasta pide más recursos a la Federación para “gobernar bien”.

La Federación debería actuar en tiempo y forma, porque Guanajuato no puede seguir padeciendo inseguridad, injusticia y sobre todo olvido de quien lo gobierna.

Recuperar la paz social en Guanajuato, será un desafío para quien lo gobierna, pero el presidente AMLO, está dispuesto a colaborar, actuar, pero sobre todo, sin más derramamiento de sangre.