Chilpancingo.- El PRD en Guerrero se sumará al pacto por la seguridad convocado por el gobernador, Héctor Astudillo Flores, sólo si éste accede a emprender políticas públicas efectivas para combatir el problema de inseguridad y violencia en el estado.

La dirigencia del sol azteca se reunirá el miércoles con el titular del Ejecutivo, acto que forma parte de los encuentros que Astudillo ha sostenido con otros partidos y organizaciones para promover el pacto de seguridad al que convocó el pasado 19 de octubre, y al que se han sumado ya el PRI y Movimiento Ciudadano.

Este lunes el Comité Ejecutivo Estatal (CEE) del PRD sesionó en la sede del partido, ubicada en Chilpancingo, donde sus integrantes dialogaron respecto a los planteamientos que llevarán ante el gobernador, aunque hubo perredistas que mostraron resistencia para participar en ese encuentro.

En declaraciones a reporteros luego de tres horas de sesión a puerta cerrada, Barrientos Ríos indicó que el PRD no solicitará la renuncia de ningún funcionario del gabinete de Astudillo, tampoco del fiscal, Xavier Olea Peláez, como lo demandó en su momento Movimiento Ciudadano.

Indicó que una de las propuestas será que en la revisión y aprobación del Presupuesto de Egresos para el ejercicio fiscal 2018, se etiqueten más recursos para las regiones, con la finalidad de impulsar el desarrollo económico, erradicar la pobreza y a generar mayores fuentes de empleo.

Para ello, dijo que es necesario analizar el trabajo de dependencias como el DIF estatal, la Secretaría de Desarrollo Económico y la del Trabajo, así como su capacidad presupuestaria; aunado a ello, indicó que es necesario que el gobierno federal respalde económicamente el pacto.

“Seremos solidarios, siempre y cuando se implementen políticas públicas distintas que vengan verdadera mente a replantear la posibilidad de mejorar las condiciones de seguridad en el estado”.

Se confirmó que en la reunión de hoy algunos integrantes de la dirigencia manifestaron resistencia para participar en el encuentro con el gobernador, situación que fue confirmada por el propio Barrientos, “no quisiéramos pensar que únicamente es un evento para que nos tomemos la foto y de alguna manera nos olvidemos de los asuntos pendientes como es el caso de nuestros compañeros asesinados”.