Ciudad de México.-José Ángel Casarrubias Salgado “El Mochomo”, líder de los Guerreros Unidos implicado en el caso Iguala, impugnó nuevamente la orden de arraigo impuesta en su contra por un juez federal y que vence el próximo 18 de septiembre.

El Juez Tercero de Distrito de Amparo en materia Penal en la Ciudad de México admitió a trámite la demanda presentada por Casarrubias Salgado el pasado 3 de septiembre.

En su demanda, “El Mochomo” reclamó la orden de arraigo emitida en su contra, pero no solicitó suspensión, por lo que deberá permanecer en el Centro Federal de Investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) en la Colonia Doctores.

“El Mochomo” es señalado por supuestamente ordenar matar a los 43 normalistas de Ayotzinapa aunque actualmente la FGR lo investiga por delincuencia organizada y por hechos que no tienen relación con el caso Iguala.

Casarrubias Salgado fue detenido el pasado 29 de junio en el Estado de México y fue trasladado al penal federal de Almoloya por una investigación que inició la FGR desde 2014 pero al no encontrar elementos de prueba en su contra, una juez federal ordenó liberarlo.

El 1 de julio, día de su salida del penal, la FGR ejecutó una orden de arraigo para investigarlo por delincuencia organizada y lo trasladó al Centro Federal de Investigaciones en la Ciudad de México donde permanecerá hasta el 18 de septiembre próximo, fecha en la que vence el tiempo para que la Fiscalía reúna pruebas en su contra y determine si buscará o no proceder penalmente.