Ciudad de México.- José Ángel Casarrubias Salgado, El Mochomo, presunto líder de Guerreros Unidos, seguirá arraigado luego de que un juez federal otorgó a la Fiscalía General de la República (FGR) 40 días más para seguir investigándolo por presuntos delitos de delincuencia organizada y secuestro; medida cautelar que vence el 18 de septiembre.

Funcionarios federales revelaron que lo anterior fue solicitado por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) a un juez Especializado en Control de Técnicas de Investigación, Arraigo e Intervención de Comunicaciones, con residencia en la Ciudad de México.

El Mochomo permanece en Centro de Federal de Investigaciones y hoy venció su primer arraigo de 40 días.

El 1 de julio, la jueza María del Socorro Castillo Sánchez, titular del juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, decretó auto de libertad a favor de él por no existir elementos para juzgarlo por el delito de delincuencia organizada que se le imputa por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en 2014.

A la salida del penal federal fue retenido por la FGR como parte de otra investigación por delincuencia organizada y al día siguiente fue arraigado. Posteriormente, la FGR dio a conocer que contaba con audios que revelan que personas cercanas a El Mochomo ofrecieron varios millones de pesos a personal del juzgado federal a cambio de su liberación.

La dependencia difundió una grabación entre la madre de José Ángel Casarrubias y un abogado, donde supuestamente acuerdan dar un pago.

El 13 de julio, la juez Quinto de Distrito de Amparo en Materia Penal, Patricia Marcela Diez Cerda, rechazó otorgarle una suspensión provisional para que la FGR deje de investigarlo.