Ciudad de México.- José Ángel Casarrubias Salgado, El Mochomo, presunto líder de Guerreros Unidos, continuará bajo arraigo, luego de que la jueza Quinto de Distrito de Amparo en Materia Penal, Patricia Marcela Diez Cerda, rechazó otorgar una suspensión definitiva a su solicitud de levantar la medida cautelar.

El lunes, un juez Especializado en Control de Técnicas de Investigación, Arraigo e Intervención de Comunicaciones, determinó ampliar por 40 días más el arraigo contra El Mochomo.

La Fiscalía General de la República (FGR) solicitó más tiempo para investigar a José Ángel Casarrubias, por los delitos delitos de delincuencia organizada y secuestro.

El 1 de julio, la jueza María del Socorro Castillo Sánchez, titular del juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, decretó auto de libertad a favor de El Mochomo, por no existir elementos para juzgarlo por el delito de delincuencia organizada que se le imputa, por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en 2014.

Sin embargo, a su salida del penal federal fue detenido por agentes de la FGR como parte de otra investigación y se pidió su arraigo. El caso provocó una investigación por parte de la Fiscalía y el Consejo de la Judicatura Federal, debido a que la Representación Social de la Federación aseguró que se ofrecieron varios millones de pesos a personas del juzgado mexiquense por la liberación de El Mochomo.

La dependencia difundió una grabación entre la madre de José Ángel Casarrubias y un abogado, donde supuestamente acuerdan dar un pago. Por este caso se comenzó a investigar a un secretario de acuerdos, el cual se encuentra temporalmente suspendido.

El Mochomo permanece en el Centro Federal de Investigaciones, en la colonia Doctores en la Ciudad de México. Su arraigo vence el próximo 18 de septiembre.