El Papa Francisco expresó hoy su dolor por el “trágico accidente” del miércoles pasado en la localidad mexicana de Mazapil, en el estado de Zacatecas, por el cual unos 28 peregrinos fallecieron tras ser arrollados por un camión.

A través de un mensaje firmado por el “número dos” del Vaticano, el secretario de Estado, Pietro Parolin, el líder católico expresó sus condolencias al obispo de Zacatecas, Sigifredo Noriega.

“El Papa Francisco se quedó vivamente adolorido al conocer la noticia del trágico accidente ocurrido en la localidad de Mazapil, que ha causado numerosas víctimas y heridos, y ofrece sus oraciones por el eterno reposo de los difuntos”, indicó.

“Además, el santo padre hace llegar su sentidas condolencias a los familiares de los fallecidos, expresando su consuelo y cercanía así como los deseos de un pronto restablecimiento de los heridos, y al mismo tiempo imparte de corazón su bendición apostólica como prenda de esperanza en el señor resucitado”, agregó.

Según datos oficiales, unas 28 personas perdieron la vida y otras 11 se encuentran en graves condiciones luego que un camión de volteo arrolló a un grupo de fieles católicos que participaban en la peregrinación al Cristo del padre Jesús, el miércoles pasado en el municipio zacatecano de Mazapil.