México.- Carlos Ramón “N”, “El Perrillas”, tenía la misión de recuperar diversas plazas para la organización delictiva del Cártel de Tláhuac. El hombre fue detenido la madrugada del sábado pasado.

El detenido estaba encargado de coordinar diversos ataques contra otros grupos rivales en la Ciudad de México. Además, recibía órdenes de uno de los cabecillas de la organización.

El Cindy, uno de los cabecillas del Cártel de Tláhuac, le habría ordenado a El Perrillas que recuperara plazas y atacara a mandos medios de bandas contrarias. Para ello, el sujeto tenía a su disposición un grupo de entre seis y diez asesinos a sueldo.

El hombre, de 25 años de edad, fue detenido gracias a una orden de cateo y una orden de aprehensión por tentativa de homicidio. Los agentes entraron a un domicilio en la colonia Miguel Hidalgo, y decomisaron varias drogas, como cocaína, cristal y mariguana, la cual estaba en algunos recipientes de plástico.

“El Perrillas” además tiene relación con cuatro carpetas de investigación, tres de las cuales sobre narcotráfico, abiertas en 2016 y 2017.