Ciudad de México.- “Estamos iniciando el establecimiento de una auténtica democracia, porque llevamos siglos con un régimen centralizado, autoritario, donde el presidente hacía y deshacía”, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador, durante la conferencia matutina realizada este miércoles en Torreón. Coahuila.

En la reunión, en la que participaron el gobernador Miguel Riquelme Solís, de Coahuila, y José Rosas Aispuro Torres, de Durango, el presidente López Obrador dijo que va a acostar algún trabajo, va a llevar tiempo, entender que hay una nueva realidad.

López Obrador señaló que el proceso que se sigue a Emilio Lozoya y García Luna está a cargo del Fiscal, Alejandro Gertz Manero, quien además de las facultades que le otorga la ley, en este caso, tiene la garantía de que es un hombre recto, íntegro.

“No se va a dejar manipular por nadie, es un nombre con criterio que tiene la arrogancia de sentirse libre, completamente libre, no nos adelantamos”, puntualizó.

Dijo que hay que entender que por el bien del país, “son cambios buenos para limpiar al país de corrupción, para acabar con la impunidad, eso estaba destruyendo a México”.

López Obrador insistió en que hay un auténtico Estado de Derecho y el Fiscal, de conformidad con la ley, tiene la responsabilidad de hacer justicia.