En reunión con el Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Refresquera, el candidato a la gubernatura de Guerrero por la coalición PRI-Verde, Héctor Astudillo Flores, dijo que su partido está de luto por el asesinato de Ulises Fabián Quiroz, contendiente a la presidencia municipal de Chilapa, el pasado viernes.

En el evento, en el que estuvieron el senador René Juárez Cisneros; la candidata a la diputación federal por el Distrito 04, Julieta Fernández Márquez, así como otros invitados, el candidato priísta realizó promesas de campaña y lamentó el estado de inseguridad que vive la entidad.

"Quiero decirles que este no es el Guerrero que me gusta, bueno, creo que a nadie le gusta y es por eso que deseo ser gobernador para transformar las cosas y hacerle honor a mi slogan orden y paz, con el fin de que ya no se repitan más casos como el de Ulises, pero también como el de miles de familias guerrerenses que han perdido a algún ser amado por este fenómeno, el cual irá a la baja si me apoyan este siete de junio", prometió Astudillo Flores.

El priísta señaló que el Sindicato de la Industria Refresquera, que preside Gregorio Juanito Reyes, tendrá el apoyo del gobierno estatal para mejorar las condiciones de los trabajadores, "sé que a veces el sueldo no alcanza y que tenemos a nuestros hijos y pagar el mantenimiento de la casa, pero si me dan su voto y gano los comicios, trabajaré arduamente para crear más fuentes de empleo y que ustedes tengan la oportunidad de capacitarse y crecer en su área, además de que gestionaré becas para sus hijos y tengan asegurada su educación Media Superior y Superior".

Sin embargo, los trabajadores pusieron sus condiciones a cambio de votar por el candidato del PRI, "así como nosotros y nuestras familias lo ayudaremos a ser gobernador, queremos que trabaje a favor de los que menos tienen y cumpla su palabra, porque sabemos que un hombre vale por su palabra y creemos que usted no se olvidará de nosotros cuando llegue al poder, como lo hicieran otros candidatos".

El evento finalizó rápido, ya que el candidato, su equipo y otros miembros del partido se dirigieron a Chilapa, donde se realizaría el sepelio de Ulises Quiroz.