A través de YouTube se difundió un video que nos lleva a dar un recorrido en Starkenberg Brewey un cervecería en Tarrenz, Austria, que cuenta con una alberca de cerveza, y a partir de los 15 años puedes disfrutar sumergirte en esta piscina.

Los encargados de la cervecería recomienda no tomar la cerveza directamente de la alberca porque está tibia y no tiene el mejor sabor, pero lo reconfortante es el olor que despide la cerveza en todo el lugar.

Además, los dueños recomiendan no bañarse luego nadar en la alberca porque aseguran que tienen nutrientes, “es muy bueno para la piel”, afirma Andrea Stigger. También recomiendan que si van a pasar un rato agradable, pueden pedir comida o algunas bebidas para amenizar, “es una experiencia de vida” afirman.