La Paz, (Notimex).- David Petatán, cursarsante al doctorado en Ciencias Marinas y Costeras en la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), señaló que la reserva de la Biosfera El Vizcaíno podría sufrir modificaciones en su temperatura y mayores lluvias en el mediano plazo, por el calentamiento global.

En un comunicado de la UABCS, el universitario señaló que Baja California Sur es uno de los estados que más está siendo afectado por este fenómeno global. Entre los riesgos mencionó mayores sequías, elevación del nivel del mar, incremento en la intensidad de fenómenos meteorológicos y en la temperatura.

Indicó que esto ha generado gran preocupación entre la población científica, sobre todo por el futuro que le espera a la flora y fauna, y la posible disminución en la calidad de los servicios ambientales que proveen.

Refirió que una medida para contrarrestar este tipo de afectaciones son las llamadas Áreas Naturales Protegidas (ANPs), que debido a su importancia ecológica y biológica, se establecen para conservar y proteger porciones terrestres o acuáticas donde el ambiente no ha sido esencialmente alterado; contribuyendo a disminuir el riesgo por los efectos del cambio climático.

En el caso de BCS, esta tarea se hizo para la reserva de la Biosfera El Vizcaíno, considerada unas de las ANPs más grandes del mundo, donde se ubican el Santuario de Ballenas, las pinturas rupestres de la sierra de San Francisco; así como una importante diversidad faunística y florística.

No obstante los esfuerzos que se llevan a cabo en la zona derivado de su categoría, David Petatán señala que existen proyecciones que registran cambios importantes derivados del cambio climático.

“En los escenarios climáticos del Panel Intergubernamental de Cambio Climático, para el año 2050 se espera que en la reserva haya un incremento promedio en la temperatura de 2.5 grados centígrados, siendo el área del desierto del Vizcaíno la zona con mayor aumento; mientras que las sierras de San Francisco y San José de Castro, las que presenten menores cambios”, dijo.

Por otra parte habló de la precipitación pluvial, donde, tan sólo en la sierra de San Francisco, se espera un incremento en el patrón de lluvias de 10 milímetros, mientras que en el resto de la reserva podría haber una disminución de hasta 13 milímetros.

Según el universitario, este cambio en el clima podría tener un impacto en la vegetación y fauna. De acuerdo con el análisis de la distribución de más de 400 especies, se estima que las zonas de mayor impacto para las aves, reptiles y mamíferos se encuentra en las faldas de la sierra de San Francisco y zonas aledañas al volcán de las Tres Vírgenes, lo que podría afectar al venado bura o el borrego cimarrón.

Por ello en la reserva de la Biósfera El Vizcaíno se llevan a cabo esfuerzos para el fortalecimiento de las comunidades aledañas y la generación de planes de acción, que permitan identificar y establecer medidas de adaptación y mitigación para que los ecosistemas y pobladores se adecuen a los impactos del cambio climático.