Ciudad de México.- Las organizaciones Redes Sociales Progresistas (RSP) y Fuerza Social por México (FSM) llevaron a cabo numerosas asambleas y miles de afiliaciones con recursos económicos cuyo origen lícito no comprobaron ante el Instituto Nacional Electoral (INE), lo que podría impedirles obtener el registro como nuevos partidos políticos.

Ayer, la Comisión de Prerrogativas del INE le anuló a RSP -vinculada a la familia de Elba Esther Gordillo- nueve asambleas estatales que fueron financiadas, de manera determinante, con “donaciones” en especie de origen no identificado.

De acuerdo a cifras que obtuvo el medio Animal Político, el dinero no justificado que inyectaron a dichas asambleas asciende a 3 millones 386 mil 894 pesos.

En el caso de FSM, ligada a Pedro Haces, líder de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), el árbitro electoral anuló seis asambleas estatales en las que fueron invertidos recursos no comprobados por 3 millones 222 mil 675 pesos.

Por estas irregularidades en su financiamiento, el avance de ambas organizaciones fue frenado ayer por el voto de las consejeras Beatriz Zavala -presidenta de la comisión- y Dania Ravel y los consejeros Martín Faz y Uuc-kib Espadas. La consejera Adriana Favela votó en contra del criterio de anular asambleas por el uso de recursos de origen desconocido.

La mayoría de los consejeros de la Comisión de Prerrogativas consideraron como grave que las organizaciones políticas recurran al financiamiento de origen desconocido en el proceso del constitución como partidos.

El Consejo General del INE prevé aprobar por mayoría este viernes el proyecto avalado ayer por la Comisión de Prerrogativas, que concluye que RSP no cumple con el requisito de 20 asambleas estatales (quedó con 13) y que FSM no reúne el mínimo de afiliados (deben ser 233 mil 945).