México.- Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, dijo que la lucha por la contienda electoral que se realizará el próximo 2021 en el país, inició demasiado temprano.

El senador, fijó esta mañana su posición a través de sus redes sociales, sobre el supuesto documento BOA, que entre sus objetivos está promover el desplazamiento de Morena de la mayoría de la Cámara de diputados 2021 y revocar el mandato presidencial de 2022.

Monreal Ávila, restó importancia a la estrategia que esta mañana dio a conocer el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en sus tradicional mañanera, pues consideró que “estos sucesos no deben extrañarnos”, pues es propio que “los partidos políticos y las organizaciones siempre desarrollan y llevan a cabo planes y programa electorales que buscan la obtención del poder político”.

Dijo que en total se disputarán 4 mil puestos de elección popular en el 2021, sumando la renovación de la cámara de diputados federal, congresos locales, 15 gubernaturas, presidentes municipales y regidores, por lo que “la lucha política-electoral ha iniciado, demasiado temprano”.

Reiteró que la estrategia BOA, es completamente normal en esta lucha política electoral, pero dijo que en cambio, el otro documento, también dado a conocer por presidencia, “se reveló la existencia de grupos y redes de grupos que actúan y que arman estrategias sistemáticamente contra el gobierno, éstas acciones son por sí mismas graves y delicadas, máxime si estas cuentas no existen como tales, creadas y financiadas de manera ilegal con recursos públicos o provienen de empresas privadas que actúan al margen del derecho”.

Por lo que dijo que corresponde al INE, "fijar las reglas del juego políticos, así como fiscalizar y dictar medidas cautelares para que la contienda no se desborde”.

También dijo que al INE le corresponde investigar las conductas que hoy fueron señaladas por el presidente y al país, le convendría ampliar un compás del tiempo que le permita llegar, lograr una tregua política, para prepararnos para la contienda del 2021.