Ciudad de México.- El juez Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot, de 49 años de edad y originario de Tijuana, Baja California, fue electo como presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), órgano autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuya sede se encuentra en San José, Costa Rica y fue fundada en el año 1978.

La Corte es, junto con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), uno de los dos instrumentos de protección de los derechos humanos establecidos por la Convención Americana de Derechos Humanos, definida en 1969 en la capital de Costa Rica, por lo que se le conoce como Pacto de San José.

Mac-Gregor Poisot se convirtió así, en el tercer jurista nacido en México que llega a ocupar el principal cargo del más importante tribunal de justicia de América, encargado de la promoción y defensa de los Derechos Humanos. Los otros dos mexicanos que fueron presidentes de la CIDH son: Héctor Fix-Zamudio, de 1990 a 1993 y Sergio García Ramírez, de 2004 a 2007.

Electo como presidente por unanimidad de votos, durante el 120 período Ordinario de Sesiones de la Corte, que culmina el viernes, el jurista mexicano ocupará el cargo desde el 1 de enero del 2018. En el mismo acto se eligió como nuevo vicepresidente al juez Eduardo Vio Grossi, de nacionalidad chilena.

Mac-Gregor Poisot es juez de la Corte Interamericana desde 2013 y desde 2016 a la fecha, es el vicepresidente de la organización. Además, es autor de numerosas publicaciones sobre derecho constitucional, procesal, amparo y derechos humanos y profesor visitante en universidades de Latinoamérica, Europa y Estados Unidos.

Es egresado y Doctor Honoris Causa de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), así como doctor en Derecho por la Universidad de Navarra, España, con estudios en Derechos Humanos en el Institut International des Droits de l'Homme, de Estrasburgo, en Francia.

En la actualidad es integrante del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), instituto de educación superior donde también se desempeña como profesor de la Facultad de Derecho.

Asimismo, Mac-Gregor Poisot laboró en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y ocupó distintos cargos en el Poder Judicial de la Federación (PJF), además de que es presidente de los institutos Iberoamericano y Mexicano de Derecho Procesal Constitucional, así como miembro de más de veinte asociaciones académicas y científicas.

El jurista mexicano agradeció "el voto de confianza del pleno del tribunal para ejercer tan alta distinción" y se comprometió a "reafirmar la vocación institucional que ha caracterizado a la Corte Interamericana, en sus casi 40 años de existencia, como una institución jurisdiccional en la defensa de los derechos fundamentales y la protección de la dignidad humana".

Por su parte, el juez brasileño Roberto de Figueiredo Caldas, presidente saliente de la CIDH, y en el cargo del 2013 al 2017, agradeció "el apoyo mostrado por sus colegas durante estos dos años en los que ejerció el tan relevante cargo de liderazgo[...]". Además, resaltó que la elección de Ferrer y Vio haya sido por unanimidad, porque "demuestra el alto grado de madurez y armonía en las relaciones" en la Corte.

"Felicito al Juez Eduardo Ferrer Mac-Gregor Poisot, bajacaliforniano, egresado y Doctor Honoris Causa de la @UABC_Mx, por su elección como Presidente de la @CIDH integrante de la @OEA_oficial. Gran responsabilidad ante el desafío de México para salvaguardar los derechos humanos.", escribió en su cuenta de la red social Twitter, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walter.