Quedará para otra edición el intento del español David Ferrer de llegar a los cinco títulos en Acapulco, luego que tuvo un mal día en la cancha estadio del ATP 500 y fue vapuleado por Alexandr Dolgopolov por doble 6-4.

El top-10 del mundo no llegó totalmente recuperado y el calor húmedo del puerto le jugó en contra, Dolgopolov se valió de su mejor forma física y sobre todo la potencia de su saque para tener un juego agresivo que no pudo ser neutralizado.

A pesar de que Ferrer comenzó 2-0 arriba el primer set no pudo mantener la ventaja cuando el ucraniano empezó a sentirse más cómodo en la cancha y empezó a mover al español de lado a lado de la cancha, sumado a que Alexandr llegó al 86 por ciento de efectividad con su primer servio David definitivamente no la pasó nada bien.

Para la segunda manga se mantuvo la persecución con un 4-4, mientras el público notablemente decantado por la raqueta ibérica esperaba la reacción pero en lugar de eso Dolgopolov quebró en el séptimo game y tuvo el control del partido.

El actual número 32 del mundo llegó al punto final con un triple match point, dos servicios aces incluidos, que acabaron con la esperanza de que Ferrer de levantar, sin embargo el “Rey” David, dejó lo último de su energía en igual con un 40-40, y ante la ventaja que luego tomó su oponente recuperó dos pelota que le llegaron de volea buscando el ‘winner' pero la tercera ya no pudo más.

Cayó con la cara al sol, el aplauso de los asistentes fue el reconocimiento a la entrega que demostró pero hay días en lo que no se juega a su mejor nivel y hoy David Ferrer lo sufrió, quedó en octavos el campeón defensor, en una jornada negra para los favoritos, pues en mujeres Victoria Azarenka, número uno del cuadro, fue baja hoy por lesión.

Notimex