Guerrero.- Los 43 estudiantes desaparecidos de la normal de Ayotzinapa, junto con el quinto autobús –el cual presuntamente transportaban droga hacia Estados Unidos–, están sepultados en un lugar “controlado por grupos de la delincuencia organizada”, afirmó el excoordinador de la CRAC, Eliseo Villar.

Vía telefónica desde el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Chilpancingo, el excoordinador de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), aseguró que tres reos que participaron directamente en la desaparición de normalistas dieron la ubicación exacta de dónde están los jóvenes.

Desde hace algunos días, Eliseo Villar hizo pública la información de que sabía dónde están sepultados los normalistas de Ayotzinapa, información que ya hizo entregar al subsecretario de derechos humanos del gobierno federal, Alejandro Encinas, y al abogado de los padres de los 43, Vidulfo Rosales Sierra.

Lamentó que el abogado de Tlachinollan, Vidulfo Rosales, esté intentando esconder la información y quiera manipular las declaraciones de los testigos “para que no se pudran en la cárcel”.

“Sigo solicitando al presidente de la República que dé órdenes a las autoridades indicadas para la solución de este problema, porque acá estamos desamparados”, dijo Eliseo Villar, reconociendo el temor que existe de los tres reos y de él de ser asesinados por la información que conocen.

Y agregó que “los que están atrás del homicidio de los estudiantes son gente de mucho recurso, que son capaces de mandar a acabar con todos nosotros, por eso estamos solicitando la intervención de las autoridades”.

Eliseo Villar se reservó públicamente dar a conocer el punto donde estarían los normalistas, además de que podría poner en riesgo la información que aportó al gobierno federal “y podrían ir a sacar los cuerpos”.

Respecto a la actuación de Vidulfo Rosales, el excoordinador de la CRAC lamentó que a pesar de que ya tiene la información “no hayan hecho nada”, argumentando que tienen una agenda de actividades ya trazadas y no pueden modificarla.

“Después de 3 meses no han ido al lugar y ayer Vidulfo me dice que ese lugar (donde posiblemente estás los normalistas), está tomado por la delincuencia organizada de diferentes organizaciones y es muy difícil entrar”.

Según el relatado de los tres reos que habrían confesado la ubicación de los normalistas, los 43 estudiantes salieron ya asesinados de Iguala y fueron sepultados junto con el quinto autobús.