México.- La Procuraduría General de Justicia de Ciudad de México ha detectado una modalidad de extorsión entre automovilistas.

La manera de operar es la siguiente; de repente se da un choque entre dos vehículos por alcance provocado por el conductor de una unidad. El conductor afectado se niega a pagar los daños ya que no considera que fue responsable, sin embargo, del primer vehículo desciende una mujer embarazada quien dice estar lesionada.

Es ahí donde entra la negociación. El conductor, que aparentemente provocó el incidente y traslada a la mujer, pide una cantidad de dinero por las lesiones provocadas a cambio de dejar las cosas así y no interponer denuncia.

Este nuevo método de extorsión fue detectado por la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ) en la alcaldía Gustavo A. Madero y lo han llamado “choque de alcance con embarazada lesionada”. Hasta el momento las autoridades han capturado a dos integrantes de la banda criminal.

Además, las autoridades ya tienen detectadas las zonas donde más operan este tipo de delincuentes.