Tripulantes de lanchas de fondo cristal que operan en la zona de playa de Caleta y Caletilla rechazan cumplir con las reglas y normas de Capitanía de Puerto, entre ellas las de obligar a los usuarios a portar chalecos salvavidas.

En un recorrido que hizo Bajo Palabra por esas dos playas turísticas del Acapulco tradicional, se constató que los pasajeros de por lo menos tres embarcaciones de fondo de cristal no utilizaron salvavidas.

El capitán de la Marina Mercante de Capitanía del Puerto de Acapulco, Abraham Mejía aceptó que los prestadores de servicios turísticos de deportes acuáticos han sido “renuentes” en obligar a los turistas a que portar salvavidas.

Por lo que explicó han sido levantadas las sanciones por dicha dependencia federal para proceder conforme a la ley.

Dentro de las revisiones, también supervisan que las embarcaciones y yates de recreo cumplan portando el necesario: salvavidas, luces de véngala, silbatos y chalecos.

Otras de las faltas que cometieron los prestadores de servicios turísticos fue la de no emitir recomendaciones a los visitantes, que en su mayoría son de la Ciudad de México y el Estado de México.

Durante el recorrido por la franja de arena de las playas Caleta y Caletilla tampoco se observó ningún elemento de seguridad de los tres niveles de gobierno, ni del Ejército o Marina.