México.- Las islas estaban escondidas en el glaciar y han aparecido con el deshielo. Los científicos comenzarán a estudiarlas y buscarles un nombre.

Quienes se percataron de su presencia fueron los marinos de guerra rusos, quienes confirmaron a la prensa el hallazgo de cinco nuevas islas no conocidas anteriormente en el remoto archipiélago ártico de Novaya Zemlya.

Rusia ha establecido en el Ártico una serie de bases militares y científicas

Las islas, fueron vistas por primera vez en 2016 mediante imágenes satelitales de la marina rusa. Pero no habían sido confirmadas y mapeadas hasta esta expedición, dijo el Ministerio de Defensa ruso.

“Pensamos que formaban parte del glaciar principal llamado Vylki, también conocido como Nansen. El derretimiento, el colapso y los cambios de temperatura hicieron que se descubrieran estas islas“, continuó el ministro Serguéi Shoigú.

En la nueva expedición realizada en agosto y septiembre, los investigadores navales examinaron la topografía de las cinco islas. Dos de las islas son muy pequeñas, una de ellas mide tan solo 30 metros por 30 metros aproximadamente. La más grande, llega a una superficie de 54.500 metros cuadrados.

No es un hecho casual

Los científicos advierten que las islas emergentes no son casualidades, sino el resultado directo de la creciente crisis climática a medida que el Ártico sufre una fusión masiva de glaciares y hielo marino.

El Ártico se está calentando dos veces más rápido que el promedio mundial, y el derretimiento glacial resultante podría destruir el ciclo de vida que allí despierta y amenazar la vida de las personas en todo el planeta.

En cuanto a la estabilidad a largo plazo de estas masas de tierra recién descubiertas, es demasiado pronto para decirlo, ya que se sabe que los glaciares en retroceso desestabilizan la tierra que existe debajo de ellos, ya que pierden una capa de hielo fortificante en la parte superior.

Entre 2015 y 2019, se registró la mayor pérdida de glaciares en el Ártico que en cualquier otro período de cinco años registrado, según el informe de las Naciones Unidas sobre el calentamiento global presentado el mes pasado.