Ciudad de México.- La fiscalía General de la República confirmó que el exdirector de Pemex fue trasladado a un médico particular.

La familia del extraditado pidió, y se le autorizó, que un médico particular hiciera una revisión como la que hizo el médico de la FGR, en la que encontró síntomas de anemia, problemas sensibles en el esófago y debilidad general, señaló la dependencia.

Añadió que el MPF ordenó su traslado a un hospital, donde permanecerá en calidad de detenido bajo estricta vigilancia policíaca.