México.-Sin saber que en su interior había restos humanos, un empleado de la ferretería “Acatlipa”, ubicada en la avenida Adolfo López Mateos del poblado de Acatlipa, guardó una caja de zapatos que, pensó, se le había olvidado a un cliente.

De acuerdo con el testimonio que dio a la Policía, el martes por la noche, casi al cerrar el negocio, observó la caja y notó que había algo en su interior, por lo que antes de bajar la cortina la metió en el comercio, creyendo que alguna persona podría reclamarla al otro día.

Ayer esperó, pero nadie regresó por la caja, así que la curiosidad “le ganó” y decidió abrirla para ver qué clase de zapatos había; sin embargo, para su sorpresa, no se trataba de un par de calzado, sino de dos manos.

De inmediato llamó al 911, por lo que policías acudieron al comercio, entraron y al ver los restos humanos, dieron parte a la Fiscalía General del Estado y acordonaron el inmueble.

Los agentes ministeriales entraron hasta el mostrador, recabaron algunas pruebas y poco después de las 11:30 horas recogieron las manos para realizarles estudios.

En tanto, el empleado que encontró las manos podría ser citado por la FGE para rendir su declaración en torno al hallazgo y su decisión de guardar ambas.

Se cree que éstas podrían pertenecer al cuerpo desmembrado que la mañana de este martes fue localizado en dos puntos: en la colonia 14 de Febrero, de Emiliano Zapata, y en Granjas Mérida, de Temixco.