Ciudad de México.-José Antonio Canul Noh, de 56 años empleado de Aeroméxico, ingresó al Hospital General del IMSS después de recibir una descarga eléctrica, luego de que un rayo le cayó al avión Boing-727, matricula XA-GAF, de la empresa Aeroméxico, que recargaba las baterías para iniciar su vuelo de regreso a la Ciudad de México.

Según información preliminar, la aeronave terminó el descenso de pasajeros cuando el rayo cayó y afectó a dos empleados de la aerolínea: el que desconectaba el arrancador, que es el equipo denominado unidad auxiliar de potencia o APU que recarga las baterías del avión, y que no requirió traslado al hospital, y Canul, quien tenía activados los audífonos al sistema de comunicación con el piloto.

Fuentes al interior de la terminal aérea señalaron que las autoridades de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), que administra el aeropuerto internacional del Ciudad del Carmen, indicaron que el aeroplano se quedará en la zona de servicio hasta que se compruebe si el rayo causó afectaciones en sus sistemas digitales y de navegación.

Se investigan también las causas de este incidente, pues el aeropuerto debe tener el sistema de pararrayos para evitar que las descargas lleguen a los aviones que están en la zona de descenso de pasajeros, área que se encuentra junto a la estructura de la terminal aeroportuaria.