México.- Si creías que por ganar más dinero en tu trabajo todo sería felicidad, pues no, al menos no para aquellos que reciben más de 180 mil dólares al año, ya que deben sacrificar sus días de descanso para conectarse al trabajo, recibir llamadas y atender correos electrónicos.

Anteriores investigaciones han encontrado una importante tendencia entre empleados que, aún en periodos vacacionales, no suelen desconectarse de sus deberes laborales

Y es que más allá de preferir los múltiples beneficios que aporta un merecido descanso a la salud física, emocional; así como una mejor conexión personal o familiar, los empleados suelen eliminar estos periodos fuera de la oficina para seguir contribuyendo con su tiempo y habilidades al trabajo diario y así mantener o aumentar su salario.

Una encuesta hecha por LinkedIn encontró que un 60 por ciento de los trabajadores, durante vacaciones, envían correos electrónicos o hacen llamadas telefónicas al menos una vez al día.

La probabilidad de que esto suceda aumenta cuando los salarios anuales son altos.

Los expertos de LinkedIn señalan que las personas que ganan menos de 25 mil dólares al año no suelen trabajar en vacaciones, ni se contactan con su equipo durante el día.

Mientras que el 93 por ciento de la fuerza laboral encuestada con ingresos entre 180 mil y 200 mil dólares, están continuamente conectados con el trabajo por medio de correos electrónicos y llamadas telefónicas.

“Si bien la mayoría de los que ganan entre 180 mil y 200 mil dólares al año se involucran en el trabajo durante las vacaciones al menos una vez al día, muchos de ellos lo hacen con mayor frecuencia”, dice Blair Decembrele, experta y colaboradora de LinkedIn en entrevista con Travel And Leisure.

“Entre los que ganan 200 mil, casi la mitad (47 por ciento) participa activamente en el trabajo más de cinco veces por día en vacaciones”.