Ciudad de México.- Líderes sindicales y funcionarios públicos de los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto recibieron sobornos de la compañía de préstamos World Acceptance Corporation (WAC) “para obtener y retener negocios relacionados con su línea de negocios”, informó la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) por sus siglas en inglés.

El esquema, dado a conocer por la SEC, incluía el uso de “bolsas de dinero” para repartir sobornos en distintas partes del país entre 2010 y 2017, con miras a garantizar a WAC la proveduría de microcréditos con descuento a nómina para miles de trabajadores.

De acuerdo con el diario Milenio, el cual tuvo acceso a esos documentos, entre otros, la empresa estadunidense obtuvo contratos con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación en ese periodo.

En noviembre de 2013, el entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray, anunció un programa para rescatar a 300 mil maestros que tenían adeudos de alrededor de 5 mil millones de pesos por créditos que recibieron de diversas microfinancieras, entre ellas WAC México.

El acuerdo se hizo en presencia del ex presidente Enrique Peña Nieto y el líder del SNTE, Juan Díaz de la Torre y se hizo público tras la detención de la profesora Elba Esther Gordillo. El programa permitía que los préstamos fueran descontados vía nómina a los maestros, garantizando el retorno a la financiera. Como ese, WAC México firmó al menos 30 contratos con entidades gubernamentales y sindicatos de trabajadores que representan a empleados gubernamentales.

La compañía con sede en Greenville, Carolina del Sur -y que hasta 2018 contaba con dos filiales en México, Préstamos Viva y Préstamos Avance, tendrá que pagar 21.7 millones en Estados Unidos para resarcir las violaciones a la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA) por su siglas en inglés, por sobornar con hasta 4.1 millones de dólares a través de su filial en México de 2010 a 2017. WAC opera en México como sociedad financiera de objeto múltiple (Sofom) con sede en Nuevo León.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Usuarios Financieros (Condusef) es una entidad debidamente registrada en el Sipres.

Como parte del esquema de corrupción, WAC México depositó dinero en cuentas bancarias vinculadas a los funcionarios y contrató a un intermediario para "distribuir grandes bolsas de efectivo" entre los funcionarios.

Los pagos se denominaron "pagos de regalías", "beca" o "apoyo", explicó la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos. La orden de la SEC determina que estos sobornos se registraron incorrectamente en los libros y registros de World Acceptance Corporation como gastos comerciales legítimos”.

De los 4.1 millones en sobornos, al menos 1.5 millones se pagaron a funcionarios del gobierno, 580 mil dólares se pagaron a funcionarios sindicales y 480 mil a terceros intermediarios que utilizaron los fondos para pagar a funcionarios gubernamentales y dirigentes sindicales, no está "claro cómo se dividieron los $ 1.5 millones restantes en pagos", especificó la Comisión.

Como resultado de este plan, WAC se vio injustamente enriquecido por aproximadamente 18 millones de dólares.

De acuerdo a la investigación, los sobornos se efectuaban para obtener y retener negocios relacionados con la línea de crédito de Préstamos Viva quienes ofrecían préstamos a empleados del gobierno estatal y federal.

“Este esquema de sobornos de larga duración no sucedió en el vacío. A través de la falta de controles contables internos adecuados y una cultura que socavó sus funciones de auditoría interna y cumplimiento, World Acceptance Corporation creó el entorno perfecto para que ocurrieran actividades ilícitas durante casi una década”, dijo Charles E. Cain, jefe de la división de cumplimiento de la SEC. En julio de 2018, WAC vendió WAC de México, S.A. de C.V. y actualmente no posee ninguna subsidiaria en el extranjero.

“Los contratos de Préstamos Viva fueron firmados por funcionarios gubernamentales, por ejemplo, el secretario de salud o educación para un gobierno estatal en particular y funcionarios sindicales, por ejemplo, el secretario de un sindicato en particular”, agregó la comisión estadounidense.

Actualmente Préstamos Avance, la otra exfilial de WAC, sigue operando en México como una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofom), con registro ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) con sede en Nuevo León y de acuerdo con su página web es subsidiaria de Grupo Garsa.

Se dedica a otorgar préstamos para empleados, jubilados, pensionados, dueños de negocios propios y taxistas por hasta por 20 mil pesos, y cuenta con más de 110 sucursales en 20 estados.

La tasa de interés es desde el 87 por ciento y Costo Anual Promedio (CAT) de 123 por ciento sin IVA, con plazos de 24 a 120 meses. Además, ofrece promociones para ganar hasta 700 pesos a cambio de promover los créditos.