Guerrero.- Dos de los cuatro huachicoleros detenidos por autodefensas del valle del Ocotito, Chilpancingo, trabajan para la empresa de seguridad privada y limpieza Silimpia, propiedad de Igor Aguirre, sobrino del defenestrado exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero. La Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), dio a conocer la confiscación de más de 14 mil litros de gasolina robada, luego de un operativo en la autopista del Sol, a la altura del Parque Industrial. Durante la acción, los policías comunitarios detuvieron a cuatro hombres que "ordeñaban" una pipa de combustible y posteriormente fueron trasladados a la comisaría de Ocotito. Por la tarde, los guardias comunitarios explicaron que en el operativo encontraron una bodega con más de 14 mil litros de gasolina, dicha bodega estaría relacionada con la empresa de limpieza y seguridad privada, Silimpia. La empresa ha sido señalada desde el 2016 de adjudicación irregular en contratos y actualmente da seguridad al Parque Industrial de Ocotito, además de realizar labores de limpieza en hospitales del municipio de Acapulco. Dos de los cuatro huachicoleros detenidos confesaron trabajar para la empresa propiedad de Igor Aguirre, sobrino de Ángel Aguirre Rivero, y se desconoce desde cuándo ocupaban la bodega de la empresa para almacenar combustible robado. Sin embargo, los guardias comunitarios afirmaron tener información de que al menos desde hace seis meses se efectúa el robo de combustible en la autopista del Sol y el trasiego impune de esta gasolina a través del Parque Industrial para todo el corredor de los pueblos del valle del Ocotito hasta Xaltianguis, Acapulco. El pasado 10 de enero la Asociación de Gasolineros del Estado de Guerrero alertó sobre la venta de combustible robado en las zonas rurales de Acapulco y Chilpancingo, sin embargo, hasta el día de ayer no se tenía información del modo de operación de huachicoleros. A través de su cuenta de Twitter, el exgobernador Ángel Aguirre Rivero confirmó el parentesco con el dueño de la empresa Silimpia, no obstante se deslindó de cualquier vínculo comercial y pidió una investigación a fondo. "Me deslindo de cualquier vínculo comercial o empresarial con el señor Igor Aguirre, quien ciertamente es mi sobrino, pero de ser cierto el señalamiento, él deberá asumir su responsabilidad". "Exijo a las autoridades una amplia investigación respecto al supuesto robo de huachicol, no solo en El Ocotito y otros municipios de Guerrero para que se castigue a quienes tengan alguna responsabilidad", escribió Aguirre Rivero. Ayer por la tarde se realizó una asamblea en El Ocotito y luego de una hora, los pobladores acordaron que el combustible y los cuatro detenidos sean puestos a disposición de las autoridades federales y se investigue la relación entre la empresa Silimpia con el robo de combustible en la autopista del Sol.