México.- El Archivo General de la Nación (AGN) interpuso una denuncia penal en la Fiscalía General de la República (FGR) en contra de la casa de subastas Morton y las personas que resulten responsables por la probable comercialización de patrimonio documental de México.

Los documentos en cuestión, tratan sobre testimonios de diversa correspondencia que intercambiaron líderes del movimiento de independencia, edictos relacionados con la conformación del primer imperio mexicano y bandos sobre la instauración del gobierno republicano tras el efímero primer imperio, documentos que por la información que contienen, conforme al artículo 36, fracción II y III de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos[1], pueden ser considerados como monumentos históricos y, por ende, adoptan la categoría de Patrimonio Documental de la Nación[2].

Bajo este entendido, independientemente de quién tenga la posesión, no se puede lucrar con el Patrimonio Documental de la Nación, si bien los particulares pueden poseer y custodiar este patrimonio para su preservación, no tienen permitido venderlos ni lucrar con ellos

Por su parte, la casa Morton Subastas hizo caso omiso de la denuncia del Archivo General de la Nación ante la Fiscalía General de la República por el remate de los documentos históricos.

Sólo retiró del catálogo la carta firmada por el cura Miguel Hidalgo, aunque se pidió que se retiraran todos los 75 lotes relacionados con el país.

De acuerdo con, el director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto, dijo que existe una gran diferencia entre los bienes arqueológicos y los históricos, en la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos.

Los bienes arqueológicos son son propiedad de la nación, inembargables e imprescriptibles y ajenos a cualquier acto de apropiación o de comercio.

Los bienes históricos, están protegidos por la ley, pero pueden ser susceptibles de apropiación privada para su conservación, no se pueden exportar.

 

Te va a interesar:

El AGN denuncia la subasta de probable Patrimonio Documental de la Nación