#Ciencia y tecnología

Empresaria que quiere curar cerebros desde casa

Hoy, su casco de lectura y electroestimulación cerebral se usa para medir la fatiga de los pilotos de la NASA y se está probando con pacientes en EU para el tratamiento de la epilepsia.

Por Redacción, 2018-04-04 12:05

México.-La economista Ana Maiques (Valencia, 1972) vive un momento dulce. Hace siete años creó junto a su marido, el físico y matemático Giulio Ruffini, la empresa Neuroelectrics, que desarrolla dispositivos capaces de monitorizar y estimular el cerebro para tratar desde enfermedades neurológicas a depresión.

Ahora, la firma está recibiendo todo tipo de premios y reconocimientos. La revista británica Wired la consideró la start up más destacada en salud en 2015 y el año pasado El Periódico la eligió como la mejor empresa innovadora de Cataluña. Incluso Financial Times ha desatacado en sus páginas la capacidad emprendedora de esta directiva en el campo de la neurociencia.

Neuroelectrics empezó a operar en 2011 en Europa desde su sede en Barcelona y en 2014 abrió oficinas en Boston para llegar al mercado de EE UU. “La plantilla está constituida por treinta empleados, la mayor parte ingenieros, físicos, matemáticos y neurocientificos”, comenta Maiques a Sinc.

El casco del éxito

El producto estrella es Starstim, “el primer casco del mercado capaz de registrar y estimular la actividad eléctrica cerebral al mismo tiempo. Su tecnología está basada en modelos matemáticos, análisis de datos e inteligencia artificial”.

Según detalla, el dispositivo hace dos cosas: “Registra la actividad cerebral y estimula administrando pequeñas corrientes en el cerebro”. Además, “nuestros científicos han desarrollado una serie de modelos del cerebro y algoritmos que permiten personalizar el tratamiento en función de las características de cada paciente y de su patología”.

“El sistema –agrega– nos permite recoger la actividad cerebral, subirla a nuestra nube y ahí computar una solución a medida. Podemos decidir el número de electrodos y el tipo de corrientes para excitar o inhibir un área concreta o distintas zonas del cerebro”.

En su opinión, “se trata de una tecnología muy sofisticada, que permite por primera vez dirigirse o focalizar de manera no invasiva diferentes áreas que requieran tratamiento, que son distintas para cada paciente, dependiendo de enfermedad o donde esté el origen de su lesión”. Otra ventaja de este casco es que “los pacientes se lo pueden llevar a casa, con supervisión y bajo control médico, para aplicarse las sesiones de estimulación”.

El proyecto más importante en el que está embarcada Neuroelectrics es la utilización de Starstim para el tratamiento de la epilepsia. “Estamos probándolo en un estudio clínico en el Boston Children Hospital con unos cien pacientes”, comenta. La idea es reducir las crisis epilépticas en niños que no responden a medicación mediante la electroestimulación. También se ha incluido una muestra de adultos.

#Ciencia y tecnología

NASA publica nueva imagen de la gran mancha roja de Júpiter

Los científicos Gerald Eichstädt y Seán Doran fueron los encargados de procesar la fotografía, a través de los datos de la JunoCam, explicó la NASA.

Por Redacción, 2018-04-23 13:25

México, (Notimex).- La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), mostró una fotografía capturada por la nave espacial Juno, la cual muestra la mancha roja de Júpiter, así como las áreas turbulentas próximas.

La instantánea de color es una combinación de tres imágenes separadas tomadas el primero de abril, mientras Juno realizaba su doceavo sobrevuelo al planeta “rojo”.

Los científicos Gerald Eichstädt y Seán Doran fueron los encargados de procesar la fotografía, a través de los datos de la JunoCam, explicó la NASA.

De acuerdo con la agencia espacial estadunidense, la Gran Mancha Roja de Júpiter se hace más alta a medida que reduce su tamaño.

“Las tormentas son dinámicas, y eso es lo que vemos con la Gran Mancha Roja; cambia constantemente de tamaño y forma, y sus vientos cambian también”, afirmó la investigadora Amy Simon.

El estudio publicado en la revista “Astronomical Journal”, se basó en una serie de observaciones anuales de Júpiter que los miembros del equipo realizaron con el Telescopio Espacial Hubble.

Los resultados muestran que, de manera reciente, la tormenta comenzó a desplazarse hacia el oeste más rápido que antes y que siempre se mantiene en la misma latitud, sostenida por corrientes en chorro hacia el norte y el sur.

Sin embargo, gira alrededor del globo en la dirección opuesta en relación con la rotación hacia el este del planeta.

El estudio confirma que la tormenta disminuye en general desde 1878. El registro histórico indica que el área de la mancha, creció de forma temporal en la década de 1920.

#Ciencia y tecnología

Investigadores crean máquina para conservación de órganos donados

Los investigadores de la Universidad de Oxford crearon esa máquina que mostró ya su eficacia para mantener hígados para transplante, mejorando la calidad del tejido y reduciendo la tasa de descarte de órganos.

Por Redacción, 2018-04-23 13:21

México, (Notimex).- Científicos de la Universidad de Oxford desarrollaron una máquina de perfusión normotérmica, que mantiene a temperatura corporal y adecuada órganos donados para transplantes.

Por lo general, los órganos humanos para transplantes se conservan en bolsas con fluído de perfusión en hielo. El frío y la falta de oxígeno pueden dañar el órgano, además de que obliga a los cirujanos a competir contra el reloj debido al corto tiempo de preservación va de 6 a 9 horas.

Los investigadores de la Universidad de Oxford crearon esa máquina que mostró ya su eficacia para mantener hígados para transplante, mejorando la calidad del tejido y reduciendo la tasa de descarte de órganos que son adecuados para el transplante.

Los resultados obtenidos con este equipo fueron publicados en la revista “Nature” y son difundidos por UNAM Global.

El dispositivo funciona suministrando al órgano sangre oxigenada, medicamentos anticoagulantes y nutrientes variados, a la vez que mantiene el órgano a una temperatura constante de 37 grados centígrados.

Debido a que las células inmunes se eliminan del suministro de sangre del dispositivo para evitar la inflamación, “el hígado puede recuperarse en un ambiente benigno”, explicó Peter Frien, cirujano de transplantes de la Universidad de Oxford, Reino Unido, y cofundador del dispositivo OrganOx.

En el primer ensayo, los investigadores probaron esta nueva técnica comparándola con el almacenamiento en frío. El ensayo aleatorizado incluyó a 220 pacientes de Europa occidental.

Aquellos que recibieron hígados conservados por el proceso de perfusión, mostraron una disminución promedio de 50 por ciento en los niveles de una enzima asociada al daño orgánico (aspartato transaminasa), en comparación con los conservados en hielo.

Esta innovación da a los cirujanos cuatro veces más tiempo para evaluar el hígado donado, lo que significa tener mayor margen de acción para una operación de emergencia. Ahora, con 24 horas los cirujanos pueden trabajar con el equipo de trasplantes durante el día, y todo este proceso aumenta la cantidad de trasplantes disponibles para los pacientes.

Los especialistas reconocen que es alto el costo de la máquina y que su manejo exige la formación especializada del personal. Los médicos consideran que su utilidad, por ahora, será mayor para recuperar órganos dañados.

#Ciencia y tecnología

Hipermetropía, padecimiento ocular que afecta aprendizaje en niños

Explicó que la hipermetropía, que dificulta enfocar objetos de cerca, se puede acompañar de astigmatismo, y “se considera que 67 por ciento de la población que padece la primera también presenta la segunda condición”.

Por Redacción, 2018-04-22 13:04

México, (Notimex).- Especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) alertó sobre la hipermetropía en niños en educación básica, la cual, de no ser tratada con oportunidad, puede ocasionar serios problemas en el aprendizaje escolar.

En un comunicado, Lizbeth Uribe Campos, académica de la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) unidad León de la UNAM, informó que a nivel mundial, se estima que esta enfermedad afecta hasta 20.8 por ciento de los niños.

Explicó que la hipermetropía, que dificulta enfocar objetos de cerca, se puede acompañar de astigmatismo, y “se considera que 67 por ciento de la población que padece la primera también presenta la segunda condición”.

La experta refirió que “esta condición la presentamos todos al nacer, porque se vincula con el desarrollo del globo ocular, pero al llegar a los dos años de edad se corrige de manera natural”.

Sin embargo, añadió, “no siempre sucede así y en las primarias es posible encontrar a pequeños con dificultades para desarrollar actividades de coordinación ojo-mano, o para la adquisición de la lectura y la escritura, aunque esta afección puede detectarse desde preescolar si se observan trabas para llevar a cabo tareas que requieren visión cercana”.

Las principales causas para tener hipermetropía es tener un ojo muy pequeño, sufrir de una alteración que provoca enfocar después de la retina (lo que vuelve borrosa nuestra visión de cerca) o que la lente más externa del ojo, llamada córnea, es más plana de lo normal, indicó.

Para detectarla a tiempo, es recomendable una evaluación de la vista desde el primer mes de vida y dar seguimiento a la progresión de habilidades visuales junto con el crecimiento del globo ocular; así, si se identifica un problema, se puede intervenir con el uso de lentes, sostuvo.

Subrayó que los especialistas deben ser cautelosos y dejar pasar un tiempo conveniente para dar oportunidad a que el globo ocular tenga su desarrollo normal, de lo contrario, se podría entorpecer el proceso y destacó que la hipermetropía se puede corregir con el uso de lentes y, por lo general, no es progresiva.

Finalmente, expuso que “si vemos que el paciente no alcanza 100 por ciento de visión aún con anteojos, se pueden implementar terapias para fortalecer las habilidades visuales”, con lo que se evita que al ingresar a la escuela haya retrasos en la lectura, escritura, coordinación ojo-mano, atención y percepción visoespacial