Más de 300 empresarios de la capital de Guerrero advirtieron que están considerando la posibilidad de armarse y de crear su propia autodefensa ante la situación de violencia que se vive en Chilpancingo.

Este martes, dijeron que esta semana iniciaron operativos coordinados entre ellos, con el fin de vigilar sus negocios ante los constantes asaltos, secuestros y extorsiones.

La presidenta de la Cámara de Comercio de Chilpancingo, Leticia Maganda, señaló que en los últimos seis meses han cerrado 250 comercios afiliados a la Cámara Nacional de Comercio, ya que muchos están al borde de la quiebra por las extorsiones y secuestros en su contra

Por ello, pidió a las autoridades estatales y federales a que resuelvan la ‘ingobernabilidad’ en el municipio, aunque desestimó las recientes reuniones con autoridades en materia de seguridad pues, señala, los programas de seguridad son sólo de discurso y son infructíferos.

Los comerciantes dijeron que la situación no deja más que actuar contra quienes atenten contra su vida y patrimonio.