Chilpancingo, Guerrero.- Por cobros excesivos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), una decena de empresas aglutinadas a la Unión de Trituradoras de Guerrero analizan dejar de proveer materia prima al sector de la construcción en la mitad del estado, anunció el empresario Adrián Alarcón Ríos.

El ex presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) en Chilpancingo, señaló que de Marzo a Noviembre, la comisión ha incrementado hasta en un 120 por ciento en los servicios que ofrece a miembros de la Unión de Trituradoras.

Informó que al menos unos diez empresarios de la rama, estarían a favor de que sea interpuesta una denuncia ante la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) por una acción a la que consideran “insostenible”.

Las empresas surten de materia prima a cuatro regiones del estado, es decir tendrían presencia al menos en la mitad del territorio guerrerense, por lo que el paro de labores afectaría la actividad de la obra pública, reconoció Adrián Alarcón.

“Nosotros a la fecha, estamos recibiendo un incremento de sus precios de la energía eléctrica, actualmente llevamos casi el 120 por ciento de incremento, es una situación la verdad criminal, nosotros la vemos así humanamente hablando porque imagínate todos los precios están controlados y esta comisión federal de electricidad nos esta incrementando los precios cada mes”, señaló.

Alarcón Ríos mencionó que en reuniones que han sostenido los empresarios con directivos de la CFE, estos les han argumentando que los precios son un reflejo de la reforma energética.

Al mes, la comisión de electricidad les estaría incrementando un 12 por ciento mensual por el uso del servicio, según la versión del líder empresarial.

“Seguramente si esto no cambia, pues va a haber una situación económica muy difícil en el ramo de la construcción, si lográramos cerrar en su caso si no se soluciona, todas las trituras que están ubicadas en Chilpancingo, que son las que surten a cuatro regiones de Guerrero”, añadió.