AP.- Los residentes de la capital de Tailandia disfrutaban el domingo de los parques de la ciudad, acudieron a cortarse el cabello y compraron cervezas y otras bebidas alcohólicas en el primer día en que se levantaron algunas de las restricciones impuestas hace semanas para combatir la propagación del coronavirus.

Lo más notorio fue la reapertura de los restaurantes, aunque con estrictas pautas. Los locales deben mantener a sus comensales a metro y medio de separación (5 pies) y practicar una amplia gama de medidas sanitarias como tomar la temperatura a clientes y empleados, y tener ventilación. Los pequeños restaurantes que antes podían acomodar a 20 personas ahora sólo podrán aceptar de ocho a 10.

Los restaurantes solo ofrecían comida para llevar desde mediados de marzo.

También se autorizó parcialmente la venta de bebidas alcohólicas para llevar, pero los bares permanecen cerrados. La prohibición nacional inició el 10 de abril y expiró a fines del mes, pero las provincias, incluida Bangkok, pueden restablecerla en cualquier momento.

En cuanto se anunció el fin de la restricción, hubo una avalancha de clientes que llegaron a las licorerías y otros comercios. Se podía ver a los compradores apilando cajas de cerveza dentro de los automóviles afuera de un supermercado.

Aquellos que querían aire fresco y la oportunidad de estirar las piernas acudieron en masa al Parque Lumpini en el centro de Bangkok, donde se formaron para que les revisaran las mascarillas y les tomaran la temperatura antes de que se les permitiera entrar.

Solos o en parejas, las personas trotaban o corrían por el parque, pero mantenían distancia uno del otro. Los deportes de equipo y el uso del equipo de ejercicio en el parque aún no están permitidos.

Los guardias sonaban sus silbatos para romper disgregar reunión de más de un puñado de personas, ya sea que estuvieran corriendo o haciendo picnic.

Los barberos y peluqueros de la ciudad también volvieron a la acción, y también bajo las reglas para garantizar el distanciamiento social. Parecían estar haciendo buenos negocios, ya que aconsejaban a los posibles clientes que reservaran citas para el día siguiente.

Tailandia tiene reportado hasta el momento 2.969 casos de coronavirus y 54 muertes.