México.- En la sierra de Guerrero aún permanecen pueblos abandonados a causa de la violencia y la actividad escolar no se regulariza al 100 por ciento, dijo el alcalde de Leonardo Bravo (Chichihualco), Ismael Cástulo Guzmán.

En entrevista al concluir una reunión de alcaldes con el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos en un hotel al sur de Chilpancingo, el alcalde informó que aún permanecen en Chichihualco 680 personas desplazas por la violencia.

Cástulo Guzmán negó que las clases estén al 100 por ciento en la sierra como lo informó la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) y hay pueblos abandonados como Los Morros y Campo de Aviación.

“La gente no ha regresado, los pueblos están abandonados, no hay niños, no hay a quien le vayan a dar clases”, dijo.

Explicó que en Chichihualco aún permanecen en el albergue 680 personas desplazadas por la violencia y este jueves acudió personal de la SEG para diseñar una estrategia y que los menores no pierdan el ciclo escolar.

Las personas desplazadas podrán regresar en febrero a sus comunidades, para lo cual deberán aplicar un operativo de seguridad con el gobierno del estado y la federación.

El alcalde celebró la creación de la Comisión Especial para la Pacificación y Regionalización de la Sierra que busca convertir la zona en la octava región.

En relación con la Guardia Nacional dijo que sus integrantes deben ser personas “limpias” que aprueben los exámenes de control y confianza para que haya certeza en su trabajo.