#Suave Patria

En el limbo, 2 mil 850 menores migrantes en México

Los niños en situación de migración no tienen hábitos o rutinas definidas, un territorio con el que se sientan identificados y desconocen qué va a pasar.

Por Redacción, 2019-07-17 11:33

México.- Lejos de llegar al edén prometido, sin cubrir sus necesidades básicas, la familia fracturada y eventos violentos que los pueden llevar a sufrir un trauma migratorio, 2 mil 850 migrantes menores de edad esperan en México por asilo político en Estados Unidos.

De los migrantes retornados a Ciudad Juárez, 30% son menores de edad acompañados, la mayoría por su papá o mamá, es decir, uno de sus progenitores se quedó en su lugar de origen, al igual que hermanos, abuelos y demás familia.

Es el caso de Ronald, de 11 años, quien salió de Honduras hace más de dos meses y dejó allá a su madre y a sus dos hermanas, «una grande y una pequeña», dice agachado y al borde de las lágrimas.

Llegó con su padre a Juárez hace dos meses, no sabe cuánto más durará la espera, el número 15 mil no le dice gran cosa, pero es consciente de que representa algo importante: la cita para ir ante la Corte de Estados Unidos. Sin embargo, desconoce el tiempo que esto representa.

El pequeño tiene la ilusión de trabajar y ayudar a su papá, pero anhela principalmente «estudiar en el colegio». En cambio, para Cristian, niño guatemalteco de ocho años acompañado de su padre, el objetivo de llegar a Estados Unidos es «trabajar en la construcción» y, aunque no le gusta la escuela, aseguró que sí quiere aprender a leer.

La situación de Samuel no es muy distinta, a sus siete años de edad le ha sido fácil crear lazos con el resto de los niños que se refugian en la casa de El Buen Samaritano, donde se divierte jugando con un bote o palos de escoba mientras espera tener acceso a mejores juguetes, hablar inglés y hasta ir a la escuela, al menos eso fue lo que su madre le prometió cuando salieron de Honduras hace más de tres meses.

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Migración (INM), Ciudad Juárez ha recibido el mayor número de retornados hispanoparlantes. El martes arribaron 288 que vienen a sumarse a los más de 9 mil 500 ya existentes. De este total, casi 3 mil son menores de edad.

Sin saber lo que les depara, los menores de edad salen de sus lugares de origen aterrados por la realidad que les toca vivir, «nosotros estábamos amenazados», dice Michelle, de 11 años.

La pequeña juega con un teléfono celular mientras observa a su hermana de seis años corriendo en el patio con otras niñas; ellas dos, su hermana de 16 y sus padres salieron huyendo de Nicaragua.

«Aquí el calor está horrible y en la noche está peor», comenta mientras se cubre la cabeza para protegerse un poco de los rayos del sol. «Ahora está medio nublado», indica.

Michelle desea llegar a Estados Unidos y tener una oportunidad para estudiar, «me gusta eso de los viñedos y las plantas», comenta; sin embargo, no se siente segura de que podrá hacerlo: «He escuchado que están batallando mucho para llegar allá arriba», platica.

Los menores de edad salen de sus lugares de origen con la ilusión de llegar a Estados Unidos, aprender inglés, tener mejores juguetes, casas y condición de vida, pero sus padres no les hablan de lo difícil que será la travesía, el trato que reciben en los centros de detención, las largas horas de encierro en un refugio o del riesgo de una separación.

Los efectos emocionales. Los niños en esta situación sufren de un «trauma migratorio», el cual está configurado esencialmente como un trauma de identidad con efectos sintomatológicos de angustia, ansiedad, tristeza e inseguridad, explicó para EL UNIVERSAL la especialista Amaranta Ávila Alba.

La maestra en Psicoterapia Clínica argumentó que los eventos traumáticos que los niños migrantes sufren pueden causar efectos sicosociales importantes: «Hablamos de niños tímidos y angustiados, cuyo vínculo de apego queda dañado, sobre todo si son separados de sus padres, aunque sea de forma temporal».

Ávila Alba recordó que los menores de edad son sacados de su primer contexto, es decir, el familiar, situación que les impide desarrollar una identidad sólida. Asimismo, son extraídos de un contexto social en el que tenían cubiertas sus necesidades básicas y de autorrealización.

«Los niños en situación de migración no tienen hábitos o rutinas definidas, un territorio con el que se sientan identificados y desconocen qué va a pasar o dónde van a estar el día de mañana», explicó.

Añadió que los diferentes eventos traumáticos y violentos que viven los menores migrantes desde el momento que salen de sus viviendas, de su entorno y dejan parte de su familia, generan una fisura que podría tener repercusiones en su vida adulta y que, en algunos casos, es observable desde este momento.

«Hay niños que no se quieren despegar de sus papás y lloran cuando los dejan solos aunque sea para bañarse; otros son muy callados, casi no juegan ni platican con nadie», comentó una de las voluntarias del albergue «El Buen Samaritano».

#Suave Patria

Senado advierte que austeridad de AMLO dañará a la burocracia

Un estudio destaca que las decisiones complementarias en materia de austeridad pueden afectar el proceso de adaptación de las organizaciones públicas a estas nuevas condiciones.

Por Redacción, 2019-08-24 16:05

México.- Las reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal promovidas por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador podrían traer costos en términos de eficiencia y eficacia gubernamental si no se corrigen las posibles distorsiones derivadas de su implementación, destacó en un estudio el Senado.

Por ejemplo, la investigación sostiene que la implementación de la austeridad se debe acompañar de un diagnóstico claro de la situación de las distintas dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, lo que permitiría garantizar el funcionamiento de éstas e imprimir una mayor legitimidad política a estas medidas.

El texto advierte que los cambios administrativos no deben perder de vista la necesidad de cumplir a cabalidad con la generación de bienes y servicios públicos, aspecto que puede verse comprometido a partir de decisiones sobre realizar recortes presupuestarios que parecieran arbitrarias.

En el estudio titulado El alcance de los objetivos de la reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, el Senado destaca que las decisiones complementarias en materia de austeridad pueden afectar el proceso de adaptación de las organizaciones públicas a estas nuevas condiciones, en las que algunas dependencias o entidades tendrán nuevas funciones o donde deberán asumir la coordinación de actividades que, en el pasado, eran competencia de otra organización.

La reducción de la plantilla laboral pareciera ser una medida cuya instrumentación se plantea como homogénea, sin que exista un diagnóstico organizacional que permita identificar las necesidades particulares en materia de recursos humanos que se requieren para el cumplimiento óptimo de las funciones encomendadas a cada dependencia o entidad.

El documento señala que es importante reflexionar sobre las decisiones relacionadas con la ampliación o modificación de atribuciones entre las dependencias y entidades de la administración pública, cuya implementación tiene un componente político inherente que puede afectar los resultados.

​La eficacia en el combate a la corrupción, por su parte, recaerá en la capacidad que tengan las instituciones públicas para mejorar sus procesos y para reducir la discrecionalidad de las decisiones, así como en su complementariedad con las acciones promovidas desde el Sistema Nacional Anticorrupción.

Las reformas a esta ley, publicadas en el Diario Oficial de la Federación el 30 de noviembre de 2018, se caracterizaron por perseguir tres propósitos principales: la adopción del valor de austeridad en el quehacer público, la reducción de la corrupción y la centralización de funciones, de acuerdo con una investigación realizada por la Dirección General de Investigación Estratégica del Instituto Belisario Domínguez.

#Suave Patria

Narro acusa a Andrés Manuel de formar nuevas clientelas políticas

El expriista afirmó que México no va bien, el camino que se está siguiendo no es el conveniente y las cosas pueden ir peor de no cambiarse la ruta por la que se transita.

Por Redacción, 2019-08-24 15:08

México.- José Narro Robles, exrector de la UNAM, dijo este mediodía que la forma como se conduce al país no es la pertinente. México no va bien, el camino que se está siguiendo no es el conveniente y las cosas pueden ir peor de no cambiarse la ruta por la que se transita.

Al participar en la primera asamblea de la agrupación Futuro 21, en la que confluye el PRD, exmilitantes del PRI y de Movimiento Ciudadano, así como integrantes de organizaciones que difícilmente podrán lograr registro como partido político, el exfuncionario señaló que hoy menos que nunca, la forma de atacar los graves y añejos problemas de la nación, pueda ser el autoritarismo o la descalificación de quien piensa diferente.

Tampoco lo será la exclusión, el enfrentamiento o la amenaza, ni ayudará la formación de nuevas clientelas políticas, añadió el expriísta.

Narro Robles puntualizó que los riesgos que se corren por la forma como se conduce el país tienen múltiples dimensiones y sus efectos pueden ser severos. Pero lo más delicado tiene que ver con la fractura que se está gestando en la población. La historia demuestra que cuando la sociedad está dividida a México no le va bien, enfatizó.

En la reunión que se realiza en un conocido hotel de Reforma, dijo que tampoco es deseable el regreso del presidencialismo desbordado y del centralismo asfixiante.

A la reunión asistieron el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, la ex priísta Beatriz Pages, la ex candidata presidencial Cecilia Soto e Ignacio Pinacho, entre otros.

#Suave Patria

Conapesca prohíbe la venta del sargazo

Según los reportes, un costal de cinco kilogramos alcanza precios de 300 a tres mil pesos.

Por Redacción, 2019-08-24 14:50

México.- Es ilegal la venta por Internet de sargazo del Caribe Mexicano, informó la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca).

Según los reportes, un costal de cinco kilogramos alcanza precios de 300 a tres mil pesos.

De acuerdo con Excélsior, Conapesca señala que solamente hay 37 autorizaciones vigentes para el aprovechamiento del sargazo, pero en Baja California y Baja California Sur en 82 embarcaciones.

Se otorgaron 37 permisos en el noreste del país, de los cuales 25 son para la pesca comercial del sargazo en tanto que 12 son para pesca de fomento, es decir, para estudio o investigación.

Y el caso que no se requiere ningún tipo de autorización, es cuando el sargazo se utiliza para autoconsumo.

Lo anterior quiere decir que cuando alguien lo recolecta en la playa para generar un abono orgánico de uso doméstico, pero sin fines de lucro.

Jorge Simental Crespo, secretario técnico de la Conapesca, señaló que las personas de sureste que quieran comercializar el sargazo deben pedir un permiso o concesión de pesca comercial.

El funcionario dijo al mencionado rotativo que el permiso es que esta actividad, a la par de que contribuye al saneamiento de las costas, se haga de manera legal, «como tiene que ser».

«Esto significa que soliciten su permiso de pesca correspondiente, y para ello se pedirá, por supuesto, la opinión técnica del Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura”.

En este sentido, ofreció los datos para solicitar un permiso de pesca comercial.

En tanto, del 1 al 19 de agosto, elementos de la Secretaría de Marina-Armada de México han recolectado de manera manual 12 mil toneladas de sargazo en 7 municipios de Quintana Roo.

Además, se han recogido de altamar 392.8 toneladas de sargazo, lo que representa 513.6 metros cúbicos.

Suman 69 mil 606 toneladas de la macroalga recolectada desde mayo.