Chilpancingo, Gro.- La pandemia del Coronavirus (Covid-19) alcanza cada día a nuevos sectores del estado de Guerrero, dejando a su paso decenas de infectados y fallecidos a causa de esta enfermedad viral.

El sector religioso no es la excepción, pues de acuerdo con el obispo Salvador Rangel Mendoza, al menos dos sacerdotes pertenecientes a la Diócesis de Chilpancingo-Chilapa se contagiaron recientemente.

Dijo que uno de los párrocos ya se recuperó de la enfermedad, la cual habría contraído por contacto con su papá, quien lamentablemente falleció por este padecimiento, mientras que el otro convalece.

Estos dos casos de la Diócesis de Chilpancingo-Chilapa, serían los primeros en suscitarse en el clero católico de Guerrero, pues hasta el momento la Diócesis de Altamirano y la Arquidiócesis de Acapulco no han reportado infectados o decesos por Covid-19.

Se arrepiente obispo

Rangel Mendoza informó también que ante el incremento acelerado del Covid-19, no se reaperturarán las iglesias de Chilpancingo y Chilapa, como él mismo anunció que se reabrirían este domingo.

"Consultando a las personas, viendo a los sacerdotes y ante la súplica de las autoridades, sobre todo sanitarias, hemos decidido no abrir las catedrales este domingo", informó.

Dijo que reabrirán cuando sea prudente o hasta que las autoridades den luz verde, sin embargo, resaltó que tarde o temprano se tienen que reabrir y que lo harán con todas las medidas sanitarias, "pero nosotros tenemos ese poder de decidir cuándo abrimos".