Acapulco, Gro.- El pasado 5 de junio, la Secretaría de Gobernación (Segob) declaró la segunda Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) por Agravio Comparado para Guerrero, principalmente por violencia sexual contra niñas, adolescentes y mujeres pues el gobierno no ha demostrado avances en la protección de su vida y seguridad; la primera fue en 2017 por violencia feminicida.

Este mecanismo es el tercero que se decreta en la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, en 2019 se declaró en Puebla y el estado de México. Con ello a la fecha suman 21 alertas.

En la resolución de la Segob para Guerrero, se explica que se deben tomar las medidas necesarias para garantizar el derecho a una vida libre de violencia, particularmente a la salud sexual y reproductiva; así como una política para la erradicación de la violencia sexual contra niñas, adolescentes y mujeres.

¿Por qué una segunda alerta para Guerrero?

En conferencia digital, las organizaciones peticionarias de la AVM por agravio comparado en Guerrero, recordaron que esta solicitud se hizo desde el 8 de marzo de 2019, “debido a la grave situación de discriminación contra las mujeres y la falta de acceso a servicios especializados de salud, que incluyen la interrupción legal del embarazo”.

Tan solo de enero de 2019 a abril de 2020 se registraron 312 casos de violación en el estado, 389 de abuso sexual y 11 denuncias de aborto, esto de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional Seguridad Pública.

Viridiana Gutiérrez, del Observatorio Ciudadano de las Violencias contra las Mujeres en Guerrero (OBVIO), dijo que en los seis meses que el gobierno del estado tuvo para atender las recomendaciones de la Conavim, y con ello evitar la declaratoria, no logró tener la capacidad para garantizar las acciones correspondientes.

Señaló que el grupo de trabajo de la comisión “observó desinterés” por parte del Congreso local para legislar a favor de los derechos de las mujeres ya que no mostró evidencia para reformar el Código Penal y armonizarlo con la norma oficial 046, la cual garantiza el acceso a la interrupción legal del embarazo en casos de violación, y ni la Secretaría de Salud local ni la fiscalía cumplieron con todas las recomendaciones.

Cabe recordar que la NOM 046 establece como un derecho de las mujeres el acceso al aborto legal en caso de violencia sexual, pero esto no ha sido implementado por las dependencias de Guerrero; y ejemplo de lo anterior es que la Fiscalía estatal no dio seguimiento a las carpetas de investigación por el delito de aborto.

Guerrero debe reformar su código penal

Entre las medidas establecidas por la segunda alerta, la Segob refirió que los Poderes Ejecutivo y Legislativo deberán reformar el artículo 159 del Código Penal para armonizar la Ley General de Salud, Ley General de Víctimas y la NOM-046 sobre violencia familiar y sexual contra las mujeres.

Con lo anterior, Salud deberá garantizar los servicios de para la Interrupción del Embarazo. Además de que la Fiscalía tendrá que fortalecer la Fiscalía Especializada en Delitos Sexuales y Violencia Familiar para mejor atención de mujeres víctimas de violencia sexual y revisión de los casos judiciales de mujeres privadas de la libertad imputadas por el delito de aborto y homicidio en razón de parentesco.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero de 2019 a abril del 2020 se registraron en la entidad 312 casos de violación, 389 casos de abuso sexual y 11 denuncias por aborto.