Acapulco, Guerrero.- Tres árbitros guerrerenses están en la liga de ascenso, y el próximo año podrían estar pitando en el máximo circuito de fútbol mexicano.

En entrevista con Bajo Palabra, el delegado estatal del Arbitraje Amateur en el estado de Guerrero, Urbano Magdaleno Pérez, afirmó que los tres árbitros están mostrando un buen desempeño, pues su objetivo es llegar hasta la primera división.

Adalid Maganda, acapulqueño se desempeña como árbitro central, Enrique Isaac Bustos como árbitro abanderado y es del municipio de Taxco de Alarcón y Edgar Magdaleno Castrejón, quien se desempeña como asistente, también es de Acapulco.

“Tres árbitros que están trabajando fuerte y se están levantando a las 4 de la mañana para entrenar, para prepararse en lo técnico y físico. Cada tres meses les hacen pruebas haciendo un gran sacrificio para llegar a ese circuito”, explicó.

Magdaleno Pérez, afirmó que esa profesión requiere de mucha disciplina para llegar al máximo circuito,  se requiere de dedicación, y pasar los exámenes técnicos y físicos.

El árbitro central, Adalid Maganda ha pitado partido de equipos como América, Cruz Azul, y de la Selección Sub 23 de México.

“En este caso Adalid, y no solamente Adalid sino los tres árbitros que están en la liga de ascenso, tengo mucha confianza que en el próximo año, Dios quiera, que ya estén en primera división”, confió.

Urbano dijo que la elección del nuevo talento es responsabilidad de los colegios de árbitros, y quienes deben dar seguimiento y prepararlos para futuros talentos.

“Si esta es una responsabilidad de los de los colegios de árbitros para mandar a sus mejores jueces de línea y así ir forjando nuevo talento de arbitro aquí en el estado de Guerrero”, apuntó.