Ciudad de México.- El subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, aseguró en la conferencia vespertina de este martes 21 de julio que, en México, hasta el 7% de muertes que se producen al año están relacionadas con enfermedades cardiovasculares derivadas del consumo de bebidas azucaradas.

Gatell dijo que ese 7% de muertes anuales equivalen a 40 mil muertes, la misma cifra de defunciones que actualmente acumula México por la Covid 19.

El subsecretario de Salud dijo que la fuente de este dato es un estudio que se presentó a finales del año pasado en una revista científica, aunque no precisó cuál. No obstante, aseguró que este jueves el doctor Ruy López, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, irá a la conferencia vespertina a explicar y detallar los datos de ese estudio sobre muertes en México asociadas al consumo de bebidas azucaradas.

En la conferencia de hoy, el subsecretario de Salud insistió en que, al igual que el consumo del tabaco, el consumo de refrescos y de alimentos industriales altamente calóricos, tienen efectos nocivos en la salud de los mexicanos. De ahí que subrayó que, con base a evidencia científica, dijera antes que las bebidas azucaradas son “veneno embotellado”.

“La Salud pública tiene elementos de evidencia, y cuando los hay, hay que decirlo contundentemente”, recalcó López Gatell, que planteó más cifras, como que en México el 75% de la población tiene sobrepeso u obesidad.

“La evidencia es muy clara, pero hay muchos intereses que han llevado a que, en otras administraciones, se ocultara la información, o a que se usaran eufemismos. Pero los productos que hacen daño, hacen daño, y tenemos que disuadir su consumo para que menos personas estén insanas, y que lo hagan a partir de información clara”, concluyó Gatell.

Este 20 de julio la Asociación Nacional de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC) reaccionó condenando las declaraciones de López Gatell, al que acusó de “satanizar” a su sector.

“Es inaudito que un funcionario público federal, con la gran responsabilidad de ser el promotor de salud en nuestro país, estigmatice a una industria que cumple a cabalidad con todas las normas y regulaciones”, señaló la ANPRAC a través de un posicionamiento.

De acuerdo con la asociación, las aseveraciones de López-Gatell “representan un trato inequitativo hacia el sector, satanizan una actividad estratégica para la economía y un producto que está en la preferencia de millones de mexicanos”.

“Incluso podrían configurar violaciones a derechos constitucionales y tratados internacionales”, afirmó.

La ANPRAC consideró que las declaraciones del funcionario colocan a la industria refresquera como “un enemigo público a quien responsabilizar ante la crisis sanitaria que enfrenta el país por la pandemia de Covid-19, que ha costado la vida hasta ahora a más de 39 mil mexicanos”.

Acusó que sus declaraciones evidencian “una animadversión personal contra la industria basada en prejuicios e información imprecisa y representa un peligroso sesgo ideológico”.