Para el presidente Enrique Peña Nieto en México hay suficiente comida como para consolidar al país como uno de los proveedores de alimentos del mundo. Anunció que para fines de este año, las exportaciones del sector agropecuario y pesquero alcanzarán los 33 mil millones de dólares por lo que avanza en la ruta correcta de ser una gran potencia en este sector.

“Entre enero de 2013 y el tercer trimestre de este año, el sector agropecuario y pesquero tuvo un crecimiento real de más de 12 por ciento. Para fines de este año, estas exportaciones alcanzarán los 33 mil millones de dólares, cantidad nunca obtenida por el país en el rubro agroalimentario”, expresó.

Las declaraciones las realizó el jefe de Estado en el marco de la inauguración de la exposición agroalimentaria “México Alimentaria Food Show 2017”, donde dijo que una de las propuesta del Ejecutivo es dar un nuevo rostro al campo y al sector agroalimentario.

“Una mayor tecnificación del campo. A la fecha hemos entregado 160 mil equipos mecánicos y 20 mil tractores. Son cifras que se dicen fácilmente, pero realmente estas cifras son rostro de cómo el campo se ha venido tecnificando, se ha venido modernizando, y lo vuelve, en consecuencia, mucho más productivo”, argumentó.

Ante esto el Mandatario explicó que hace cinco años el sector agropecuario y pesquero presentaba importantes desafíos como baja productividad, inversión insuficiente en capital físico y tecnología, y una débil administración de riesgos; es por ello que este crecimiento del sector es tan importante, ya que la colaboración de productores rurales y Gobierno ha permitido el incremento de la productividad agropecuaria y acuícola, y esto permite mejorar el ingreso y la calidad de vida de los trabajadores del campo.

“Hemos impulsado una cultura de aseguramiento. De 2013 a 2016 se aseguraron cada año, en promedio, 10.5 millones de hectáreas agrícolas, 90 por ciento más que la superficie anual asegurada en la administración anterior”, explicó.