Los trabajadores mexicanos trabajan más y tienen los más bajos salarios, de acuerdo a un informe publicado este día por la Organización Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en el que se indica que en México se labora 70 horas a la semana, con los salarios mínimos más bajos y más impuesto que alientan al trabajo informal.

El informe titulado Employment Outlook 2015, señala que en comparación con otros países, en México se trabajan 2 mil 228 horas y 2 mil 327, si tienen otro empleo. Mientras que en Costa Rica, trabajan 2 mil 216 horas; Corea del Sur con 2 mil 57, Grecia con 2 mil 42 y Chile con mil 990 horas al año. Los polacos trabajan mil 923 horas anuales; los islandeses mil 864; los checos mil 776; los húngaros mil 857; los estadunidenses mil 789; los japoneses mil 729 y los españoles mil 689 horas.

En tanto, que quienes trabajan menos, incluso por debajo del promedio de la OCDE que es de mil 770 horas, son los alemanes, noruegos y holandeses.

Sin embargo, la diferencia de horas laboradas, los mexicanos son los que perciben menos salario, 12,850 dólares anuales. Y los empleadores pagan más impuestos al trabajo por personas que ganan salario mínimo que por los que ganan más.

De acuerdo al informe de la OCDE, los mexicanos son los trabajadores con las peores condiciones laborales, de entre todos los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, debido a las exhaustivas jornadas de trabajo y los bajos salarios.

Aunque el organismo señala también que México cuenta con una de las tasas de desempleo más bajas, con 4.3 por ciento, en comparación con el promedio de los demás miembros que alcanza al 7 por ciento de la población

El documento advierte que México debería cuidar las interacciones entre el salario mínimo y el sistema de impuestos, y beneficios para mejorar la competitividad de las empresas y evitar que los trabajadores poco calificados se encuentren en un riesgo más alto de caer en la informalidad.

Además se detalla en el informe que el país se encuentra entre los países de la OCDE con las tasas más altas de jóvenes que ni estudian ni trabajan (NiNi). Este grupo representa el 22.4% de la población de 15 a 29 años, muy por sobre el promedio OCDE de 14%

Asimismo, se señala que México es también el país que menos gasta en políticas activas de empleo, que ayudan a conectar a personas desempleadas e inactivas con puestos de trabajo y pueden jugar un rol fundamental en la reducción de la inactividad. Para lograr estos objetivos, las políticas de activación necesitan fortalecer la motivación a la búsqueda trabajo, así como mejorar la empleabilidad de quienes buscan trabajo.