Morelos.- Este martes arranca en Morelos la primera etapa de distribución de los libros de texto gratuitos con el fin de que los estudiantes de primaria de la entidad cuenten con su material bibliográfico antes del 14 de septiembre.

De acuerdo con autoridades del Instituto de la Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM), la distribución será prioritaria en las zonas con incidencias en la cobertura de la enseñanza mediante plataformas digitales.

En Morelos se espera distribuir entre las mil 200 escuelas de nivel primaria un millón 139 mil 182 libros de texto, así como material didáctico y de sistema braille, en beneficio de aproximadamente 200 mil alumnos de primero a sexto grado de ese nivel educativo.

Se trata de la primera etapa de entrega directa a las escuelas de este nivel escolar, con el fin de evitar la movilidad de las y los directores, la concentración de personas en un mismo sitio y agilizar el proceso de distribución.

Del 1 al 4 de septiembre la logística prevé la atención en la zona oriente del estado, a través de las oficinas de servicios regionales de Cuautla, Yautepec y Jonacatepec.

“Este plan de acción contempla prioritariamente a las escuelas que han reportado dificultades de sus alumnos para la enseñanza a distancia por medios electrónicos”, dijo el director general del organismo, Eliacín Salgado de la Paz.

Los días 4 y 5 de septiembre se llevará a cabo la distribución desde la regional de Alpuyeca y Jojutla, respectivamente, para concluir con la entrega de los paquetes didácticos en la zona urbana que corresponde a la regional de Temixco entre los días 7 y 10 de septiembre.

Salgado de la Paz recordó que en el caso de educación secundaria dará comienzo la segunda fase de distribución de ejemplares, toda vez que ya se hizo la entrega de una parte de los paquetes de contenidos educativos desde el pasado 10 de agosto.

El funcionario estatal aseguró que toda la estructura educativa tiene claras las medidas de seguridad y prevención para el proceso de entrega a cada padre o madre de familia, a quienes pidió recoger los libros de forma ordenada y con apego a las normas de higiene y sana distancia al momento de ser convocados por sus docentes para canalizar los materiales a los estudiantes.