México, 19 Abr. El presidente nacional del PRI, César Camacho, dijo que en ninguna parte del mundo se puede garantizar la limpieza de un candidato al ciento por ciento, pero que en el tricolor existe la buena fe en los compañeros y se establecieron controles para su afiliación.

Entrevistado en el Estado de México, dijo que su partido es responsable y escrupuloso en la selección de candidatos y el seguimiento de las campañas.

“Es la naturaleza humana que hace falibles a las personas, de suerte que la garantía del ciento por ciento no existe en ninguna parte del mundo”, expresó.

“Creemos que con los controles establecidos y partiendo de la buena fe que debe haber entre los compañeros del partido, hemos postulado gente que no sólo cumple los requisitos legales, sino con una hoja sin vicios y una vida personal de la que nadie tendría por qué avergonzarse”, aseguró.

Camacho Quiroz dijo que el PRI irá por los ciudadanos para merecerse sus votos, “sabiendo que no hay elección sencilla, pero la confianza fundada nos la da el conocimiento de la organización depurada, aceitada y afinada, con una oferta política socialmente atractiva y el perfil ganador de los candidatos.

Señaló que los ciudadanos están cansados del “lodo político”, y que lo que ha hecho el PRI es quedarse en la defensa y en la búsqueda de la persuasión a través de la oferta, “pero esto apenas empieza”.

El dirigente priista dijo estar listo para cualquier cosa, pero que insistirá hasta la saciedad en las propuestas edificantes.

Es una elección muy compleja, porque en el Estado de México se entreveran lo local y lo federal, pero que un trabajo fuerte de los candidatos que lleva la vinculación con un proyecto de país y de los resultados del gobernador Eruviel Ávila.

Sobre la posible preferencia para hijos de políticos en el Estado de México, señaló que si éso no debe ser una ventaja, tampoco puede ser una desventaja, y que mientras haya plenitud en el ejercicio de sus derechos, se acredite que no solo es la condición del parentesco sino el trabajo y la vinculación con la sociedad, cualquiera tiene el legítimo derecho a participar.

La política siempre es un reto, y el PRI tiene que mantener una actitud esperanzadora en que el partido pueda arreglar los pendientes domésticos para llegar fuerte al uno de mayo en búsqueda de los electores.

Camacho Quiroz aceptó que hay quehaceres domésticos y que nunca deja de haber, que lo importante es mantener sólida la formación del partido, de tal manera que nadie se sienta atropellado.

“El partido tiene que ser consecuente con una propuesta que el presidente Peña mandó al Congreso de la Unión, que es la paridad en las oportunidades, por lo pronto en lo federal, pero los tribunales electorales han determinado que también en muchos estados impere este criterio, la misma paridad horizontal, nosotros por fortuna tenemos tela de donde cortar”, aseguró César Camacho.

Al ser interrogado sobre el tema de la seguridad, recordó que no es un asunto electoral, sino del gobierno federal, que ha sido especialmente cuidadoso, y quien ha dado números redondos; de los 120 capos más buscados, 90 están detenidos.

“Es el país que nos tocó atender y hay que hacerlo con sentido de responsabilidad”, enfatizó. Notimex.