Ciudad de México.- Policías municipales de Oaxaca de Juárez se manifestaron para denunciar que, en menos de dos semanas, han muerto cuatro de sus compañeros por coronavirus, y al menos 60 de los mil 50 policías que integran la corporación se encuentran con síntomas asociados al nuevo virus.

Los uniformados cerraron la calle del palacio municipal para exigir al edil de Oaxaca, Oswaldo García Jarquín, la remoción de los mandos policiales que han arriesgado la salud de la corporación.

"Estamos solicitando la destitución del maestro Marcos Fredy y del capitán Aquileo en virtud de que no le dieron cumplimiento a una orden presidencial de mandar a resguardar a nuestros compañeros que sufren de enfermedades crónico degenerativas y aquí están las consecuencias cuatro compañeros fallecidos, no estamos dispuestos a seguir perdiendo compañeros", dijo la vocera de la policía municipal, Petrona Gutiérrez.

Exigieron también que se retiren los ocho filtros sanitarios ubicados en la central de abasto, debido a que la mayoría de los policías enfermos prestaron servicio sin la protección necesaria en esa zona considerada de alto contagio por las autoridades de salud.

Por último, solicitaron que se practiquen las pruebas a todos los elementos policiales para detectar si son portadores de coronavirus y los portadores reciban atención médica y se aíslen para no propagar el virus entre sus compañeros.