Por: Cristina Acuña Roeder

Ciudad de México, (Cimacnoticias).- La Biblioteca Feminista (The Feminist Library), cuya colección de literatura enriqueció el ámbito cultural de Londres desde 1975, será desalojada del espacio que ha ocupado por 30 años, este octubre, por lo que se solicita apoyo financiero del público para asegurar un nuevo hogar.

“Hemos llegado a un acuerdo con el Consejo de Southwark que nos permitirá permanecer en nuestro edificio actual hasta el 30 de octubre de 2016”, comunicó la organización en su página web.

“Ahora hemos puesto en marcha una campaña para encontrar una casa nueva, permanente y segura para albergar nuestra colección única que actualmente está en peligro de perderse para siempre”, agregaron.

Las integrantes de la Biblioteca Feminista detallaron que a fines del año pasado, el Consejo Municipal de Southwark, ubicado al sur de Londres, subió la renta anual del espacio que ocupan en Westminster Bridge Rd. por 18 mil libras esterlinas, lo que es equivalente a poco más de 43 mil pesos anuales.

Al no poder pagar la nueva cantidad, la organización había sido amenazada con ser desalojada el 1 de marzo de este año pero una petición virtual de una voluntaria solicitando que la municipalidad retirara la amenaza de desalojo e invitándola a negociar la renta del espacio, obtuvo la atención de las personas y de los medios, al recaudar 16 mil 119 firmas, con lo que se logró aplazar por 6 meses más la fecha de desalojo.

Según los datos disponibles en su portal, la organización cuenta con una gran colección de literatura sobre el Movimiento de Liberación de la Mujer de Londres (Women’s Liberation Movement) y, desde los años 70, brinda su apoyo a grupos activistas en proyectos comunitarios e investigaciones.

“Si la Biblioteca Feminista es desalojada de su sede actual, el Consejo de Southwark no sólo será culpable de vandalismo cultural, sino también de silenciar a las mujeres”, abundó la profesora de historia británica moderna de la Universidad de Warwick, la doctora Laura Schwartz, en una entrevista con el diario The Guardian en febrero.

De acuerdo con Schwartz, la Biblioteca tiene la única colección en Londres donde una amplia gama de publicaciones feministas son verdaderamente accesibles al público en general y es uno de los pocos espacios en el centro de Londres, donde las mujeres y activistas feministas pueden reunirse y organizarse.

Recientemente, la Biblioteca Feminista anunció que su espacio nuevo se podría encontrar en el proyecto de Old Kent Road Studios—la iniciativa comunitaria que espera retomar 60 garajes vacantes en Ledbury Estate, una zona descuidada en el este de Londres, y convertirlos en centros de actividades para la comunidad—pero este también se encuentra en necesidad de fondos.

Las donaciones al fondo de emergencia de la Biblioteca Feminista se pueden hacer a través de la página.